Sociedad

Sociedad

LAS FARC SECUESTRARON A SEIS TURISTAS COLOMBIANOS

Ocurrió cuando un grupo de 19 personas fue retenido por un comando de la organización guerrillera, en un sitio conocido como Morromico.

Guerrilleros de las FARC secuestraron a seis turistas colombianos en la localidad de Nuquí, departamento de Chocó, oeste de Colombia, informó el domingo la Armada Nacional (marina de guerra), tres días después de que el grupo liberara unilateralmente a dos de sus rehenes.

Según un comunicado, los excursionistas fueron retenidos por un comando del frente 57 de las FARC cuando se hallaban en un sitio conocido como Morromico, adonde habían llegado en lancha junto con otras 13 personas desde el Golfo de Tribugá.

Comentarios

EN 11 AÑOS, MURIERON CASI 1.300 REHENES COLOMBIANOS

El País, de Madrid

Bogotá. En los últimos 11 años, en Colombia fueron secuestradas 23.401 personas, de las cuales murieron 1.288 en cautiverio. En 2007, 18 de los fallecidos estaban en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), 11 en poder de la delincuencia común y uno en poder del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Estos atroces números fueron revelados por Olga Lucía Gómez, directora ejecutiva de la Fundación País Libre, que lucha contra este delito desde hace 11 años. “Es absurdo. Esto no debería ocurrir en pleno siglo 21”, expresa.

Comentarios

CHÁVEZ SOLICITÓ AL GOBIERNO COLOMBIANO RECONOCER A LAS FARC Y ELN COMO FUERZAS INSURGENTES

ABN 11/01/2008
Caracas,
 
Caracas, 11 Ene. ABN.- El presidente de la República, Hugo Chávez Frías, solicitó al Gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez reconocer a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y al Ejército de Liberación Nacional (ELN) como fuerzas insurgentes de Colombia y no como terroristas.

Su petición la hizo este viernes al inicio de su discurso ante el Hemiciclo de la Asamblea Nacional (AN) con motivo de la presentación de su informe de gestión de 2007.

Comentarios

LLAMAN A REZAR POR LA LIBERACION DE TODOS LOS SECUESTRADOS

Bogotá (Colombia), 11 Ene. 08 (AICA) 
 
El secretario general de la Conferencia Episcopal Colombiano, monseñor Fabián Marulanda López, obispo emérito de Florencia, llamó a los colombianos a intensificar las oraciones para que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) liberen a los más de 700 secuestrados que todavía mantiene en cautiverio.

     “De aquí en adelante no queda más que intensificar la súplica a las FARC para que liberen a todos los secuestrados”, aseveró.

      El prelado hizo estas declaraciones a una radio colombiana tras recibir “con gran emoción” la noticia de la entrega con vida de Consuelo González y Clara Rojas en un paraje de la selva.

    

Comentarios

2008: ARGENTINOS MAS ALERTA QUE NUNCA


Termina 2007 y como todos los fines de año, uno no puede dejar de hacer un balance de lo hecho y soñar proyectos y objetivos para el nuevo año.
El año que termina nos vio nacer en la web, con el objetivo de abrir un espacio de participación ciudadana para todos los que compartimos la preocupación por el bien común de nuestra querida Argentina, fundado en principios humanistas y cristianos. Pretendimos dar la posibilidad a quienes compartimos estos valores, de estar informados y tratar de influir positivamente en todo aquello que afecte al bien común.

Comentarios

DOCUMENTO DE LA 147 REUNION DE LA COMISION PERMANENTE DE LA CONF. EPISC. ARGENTINA

147º REUNIÓN DE LA COMISIÓN PERMANENTE

23 de agosto de 2007

 Al Pueblo de Dios y a los hombres y mujeres de buena voluntad

La realización de elecciones nacionales significa un momento muy importante en la vida de los pueblos; allí se expresa la voluntad popular y se refuerzan las instituciones de la democracia.

Los Obispos reunidos en la 147ª Comisión Permanente, movidos por nuestra voluntad de servir al bien común, deseamos reiterar en este momento de nuestra vida democrática la Exhortación Pastoral realizada el 28 de abril pasado “Sobre el compromiso ciudadano y las próximas elecciones” por la Asamblea Plenaria del Episcopado.

 A los hijos de la Iglesia, y a todos los hombresy mujeres de buena voluntad

I. La Pascua y la vocación del cristiano en el mundo

1. La fe en Jesús resucitado, que celebramos más intensamente en este tiempo de Pascua, nos impulsa a renovar nuestra vida, viviéndola con verdad, libertad, justicia y solidaridad en la Iglesia y en la sociedad política de la que formamos parte. Somos miembros de las dos, y en las dos la fe nos llama a vivir nuestra vocación.

2. En estas circunstancias históricas, la fe nos exige crecer aún más en nuestro compromiso ciudadano. Somos conscientes de los pasos dados para superar la crisis en la que habíamos caído. Sin embargo, no podemos dejar de atender a la profundidad de la misma. Ésta, si bien tuvo consecuencias económicas y sociales muy graves, viene de vieja data, y tiene sus profundas raíces en el individualismo y en el relativismo que distorsionan la concepción de la vida humana y de la convivencia.

3. De allí la necesidad urgente que todos los argentinos, y especialmente los cristianos, descubramos mejor nuestra vocación por el bien común, y así nos convirtamos «de habitantes en ciudadanos», corresponsables de la vida social y política, a lo que nos ayuda el conocimiento y la aplicación de la Doctrina Social de la Iglesia.


II. Las próximas elecciones

 

4. Este año, marcado de manera particular por las elecciones, es una ocasión propicia para que hagamos un examen serio de nuestro comportamiento social, y analicemos cómo es el cumplimiento de nuestros deberes y la exigencia de nuestros derechos, sea como simples ciudadanos, sea como autoridades llamadas a ejercer la función para la que son elegidas.

5. El acto eleccionario requiere el conocimiento de las propuestas y el pleno ejercicio de la libertad del ciudadano. Esto compromete al que se postula, quien debe definir claramente su programa de acción política, y al que debe votar, a informarse debidamente de la probidad de los candidatos y de la dimensión ética de sus propuestas.

6. La trascendencia del acto eleccionario exige una gran transparencia, que lo aleje de prácticas demagógicas y presiones indebidas, como el clientelismo y la dádiva, que desvirtúan su profundo significado y degradan la cultura cívica. Por otra parte, es obligación del ciudadano controlar la gestión del gobernante.

III. Algunos desafíos a tener presentes

7. Son muchos los desafíos que debemos enfrentar. Señalamos algunos que nos parecen más significativos y nos comprometen como ciudadanos:

a) la vida: es un don de Dios y el primero de los derechos humanos que debemos respetar. Corresponde que la preservemos desde el momento de la concepción y cuidemos su existencia y dignidad hasta su fin natural;

b) la familia: fundada en el matrimonio entre varón y mujer, es la célula básica de la sociedad y la primera responsable de la educación de los hijos. Debemos fortalecer sus derechos y promover la educación de los jóvenes en el verdadero sentido del amor y en el compromiso social;

c) el bien común: es el bien de todos los hombres y de todo el hombre. Debemos ponerlo por sobre los bienes particulares y sectoriales. Su primacía sustenta y fortalece los tres poderes del Estado, cuya autonomía, real y auténtica, se hace imprescindible para el ejercicio de la democracia. Dicho bien común se afianza cuando la autoridad sanciona leyes justas y vela por su acatamiento. También el ciudadano está obligado en conciencia a cumplirlas, salvo que se opongan a la ley natural;

d) la inclusión: debemos priorizar medidas que garanticen y aceleren la inclusión de todos los ciudadanos. La pobreza y la inequidad, no obstante el crecimiento económico y los esfuerzos realizados, siguen siendo problemas fundamentales. Toda gestión social, política y económica debe estar orientada al logro de una mayor equidad, que permita a todos la participación en los bienes espirituales, culturales y materiales;

e) el federalismo: tenemos que promover el verdadero federalismo, que supone el fortalecimiento institucional de las Provincias, con su necesaria y justa autonomía respecto del poder central. Los poderes del Estado se ennoblecen cuando consolidan la estructura federal y republicana del País;

f) políticas de Estado: la experiencia nos ha enseñado que una sociedad no crece necesariamente cuando lo hace su economía, sino sobre todo cuando madura en su capacidad de diálogo y en su habilidad para gestar consensos que se traduzcan en políticas de Estado, que orienten hacia un proyecto común de Nación. Este sigue siendo un fuerte desafío para nuestra democracia.

8. Nuestro país sufre todavía fragmentación y enfrentamientos, que se manifiestan tanto en la impunidad, como en desencuentros y resentimientos. Nos queda pendiente la deuda de la reconciliación. En este sentido, el Papa nos recuerda que «las condiciones para establecer una paz verdadera son la restauración de la justicia, la reconciliación y el perdón».

Nuestro más vivo deseo es que el período de conmemoración del bicentenario, que celebraremos entre el 2010 y el 2016, nos encuentre fortalecidos en un espíritu común, donde la reconciliación de los argentinos genere finalmente un ambiente de verdadera paz y amistad social.

9. Al concluir nuestra 93ª Asamblea Plenaria, compartimos con ustedes estas reflexiones, que son nuestra preocupación y, a la vez, nuestra esperanza para el futuro de la Patria.

Que María Santísima, nuestra Madre de Luján, nos acompañe con su intercesión, en este camino del pueblo argentino.

Buenos Aires, jueves 23 de agosto de 2007

147ª reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina

 

Comentarios

CLIMA ENRARECIDO EN SANTA CRUZ

Preocupación por la situación en el Sur
Por Silvina Premat
LANACION.com | Política | Miércoles 22 de agosto de 2007

Comentarios

HABRÍA UNOS 500.000 POBRES MÁS QUE LOS QUE MIDE INDEC

Según estudios privados, el organismo subestima en casi 2 puntos el índice de pobreza. Bajo la alfombra del Indec entra de todo. Junto con el verdadero precio de la lechuga y los índices reales de inflación, el Gobierno barrerá y esconderá en ese lugar donde no llega el sol a por lo menos medio millón de pobres.

Comentarios

Distribuir contenido