Bautismo en Catedral de Córdoba: ahora piden matrimonio homosexual por Iglesia

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

La presidente Fernández de Kirchner fue la madrina. Las mujeres agradecieron a "Néstor y Cristina que fueron los grandes promotores de este cambio social" en relación al "matrimonio igualitario".

Que no se utilice el bautismo como instrumento de propaganda homosexualista: 

(ArgentinosAlerta.org) Con una amplia repercusión mediática tanto nacional como internacional, este sábado 5 de abril tuvo lugar en la Catedral de la ciudad de Córdoba el bautismo de Umma Azul. Es hija biológica de Soledad Ortiz quien contrajo “matrimonio igualitario” con Karina Villarroel hace un año y tuvo a Umma por fertilización asistida.

A pedido de las dos mujeres, la presidente Cristina Fernández de Kirchner aceptó ser la madrina de la bebé y envió en su representación a la edecán naval Claudia Fenocchio. El padrino fue Eric Núñez, un viejo amigo de la pareja. La ceremonia fue presidida por el párroco de la catedral, padre Carlos Varas.

Tal como alertó Argentinos Alerta hace unos días, el bautismo fue utilizado políticamente para promover la aceptación social del matrimonio homosexual desde un espacio de la Iglesia Católica. Más de 8 mil personas firmaron la alerta dirigida a la presidente Fernández Kirchner con copia al nuncio Mons. Emil Paul Tscherrig; al primado de Argentina, Card. Mario Poli; al presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Mons. José María Arancedo;  y al arzobispo de Córdoba, Mons. Carlos José Ñáñez.

Antes de dar comienzo a la ceremonia del bautismo, los fotógrafos de la presidencia realizaron una extensa sesión fotográfica a la dos mujeres junto con la beba y los padrinos sentados en primera fila. Unos metros más lejos se agrupaban todos los periodistas de los distintos medios de comunicación según instrucciones que había dado personal de la presidencia.

Al finalizar la ceremonia una mujer de avanzada edad se puso de pie y gritó "gloria a Dios, al papa Francisco y a nuestra querida presidenta" lo que provocó un aplauso de los presentes. A continuación, Soledad y Karina junto con la beba y los padrinos posaron frente a la prensa para la sesión fotográfica mostrando el cuadro y la medalla de oro que la presidente les había regalado, donde aparecía ella misma.

 


El bautismo como trofeo

Argentinos Alerta pudo recoger las declaraciones de Karina Villarroel al finalizar la ceremonia. Si bien las mujeres viven en barrio Talleres, Karina expresó que solicitaron realizar el bautismo en la Catedral porque "es un ícono de Córdoba". Expresó que el "Padre Varas estaba esperando un matrimonio así, homoparental, y nos aceptó".

Karina agradeció la medalla de oro y el cuadro que le regaló la presidente Kirchner, pero subrayó que para ella el regalo más importante fue que la presidente haya "aceptado a Umma como ahijada". Mal interpretando palabras del Papa Francisco, expresó que "nadie es para juzgar la decisión de nosotros en toda la comunidad gay".

Soledad y Karina reconocieron que no son católicas practicantes. Si bien durante la ceremonia del bautismo cumplimentaron el rito por el cual se renueva el compromiso bautismal reafirmando la fe en las enseñanzas de la Iglesia Católica, inmediatamente después de la ceremonia Karina Villaroel expresó que "estamos muy felices con este cambio social" en relación al "matrimonio igualitario".

Agradeció a "Néstor y Cristina que fueron los grandes promotores de este cambio social". "Es una lucha y venimos de generación en generación luchando ... tenemos el matrimonio igualitario, cómo nos iban a decir que no" expresó con relación al bautismo. 

 


Próximo trofeo: el matrimonio por Iglesia

Ante la pregunta incisiva de los periodistas sobre qué viene después de esto, tanto Karina como Soledad expresaron en distintas entrevistas que ahora quieren el casamiento por Iglesia y que iban a solicitar al Arzobispo de Córdoba, Mons. Ñáñez, su autorización para poder casarse. "Estamos en un cambio social y esto va a seguir para adelante. La Iglesia a nivel mundial ha dejado un mensaje muy lindo. Y la presidenta siendo la madrina, ¡qué mensaje tan grande y tan lindo deja a todo el mundo!" expresó Villarroel.

La ley 26.618 de “matrimonio igualitario” fue aprobada en Argentina en julio de 2010 bajo la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, ahora madrina de Umma Azul.


El bautismo como instrumento de propaganda homosexual

En una nota anterior hemos remarcado que el homosexualismo político ha encontrado en el bautismo una oportunidad para promover la aceptación social del "matrimonio" homosexual desde las mismas estructuras de Iglesia Católica.

Estos hechos y su repercusión mediática, no son una mera casualidad sino que obedecen a una estrategia que busca el reconocimiento social del modo de vida homosexual, tal como lo relatan los mismos impulsores de dicha estrategia a nivel nacional e internacional.

El mismo César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina, en declaraciones recogidas por Telam el pasado 4 de abril destacó "esta decisión de la Presidenta de la Nación, de ser la madrina de Umma, porque estos actos son los que nos ayudan en nuestra lucha para enfrentar la discriminación por orientación sexual, expresión e identidad de género".

Dada la intencionalidad política de este bautismo, resulta lamentable e incomprensible que se haya concedido la Catedral de Córdoba para la promoción del homosexualismo. No será la presidente Fernández Kirchner tampoco, en calidad de madrina, quien ha de enseñar a la pequeña Umma que el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer, como enseña la Iglesia Católica.

Esto no termina aquí, ahora van por el próximo trofeo: matrimonio por la Iglesia.

 

 

a

 

 

Desde temprano los periodistas estuvieron esperando frente a la Catedral de Córdoba


Desde temprano los periodistas estuvieron esperando frente a la Catedral de Córdoba.


Muy locuaz y sonriente, el P. Carlos Varas (83), párroco de la Catedral, dialogó un buen rato con los periodistas en la explanada de la Catedral, antes de iniciar la ceremonia del bautismo. Según contó Karina Villaroel, "estaba esperando un matrimonio así, homoparental, y nos aceptó".


 

 

Ingresa la edecán naval Claudia Fenocchio, en representación de la presidente Cristina Fernández de Kirchner, madrina de la bebé Umma Azul.

 

Sesión de fotos antes de iniciar la ceremonia del bautismo.

 

Durante el bautismo.

 

Importante presencia de la prensa.

 


Importante presencia de la prensa.


Luego de finalizar la ceremonia, sesión de fotos mostrando los regalos de la Presidente Kirchner. Atrás, la imagen del Beato Cura Brochero.

 


En sus declaraciones a la prensa, Karina Villaroel expresó que "es una lucha y venimos de generación en generación luchando ... tenemos el matrimonio igualitario, ¿cómo nos iban a decir que no?" expresó con relación al bautismo. A continuación expresó que ahora van por el matrimonio por Iglesia.

Etiquetas:

Comentarios