Neuquén: pedido de "muerte digna" para Marcelo Diez provocará un vil asesinato

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

El Tribunal Superior de Justicia de Neuquén interpretó que en el marco de la reciente ley de "muerte digna" el tema debe resolverse en el ámbito familiar, donde sus dos hermanas solicitan dejar de alimentarlo y darle medicamentos para que muera por deshidratación o por enfermedad. ¿Muerte digna?

(ArgentinosAlerta.org) Los pedidos de "muerte digna" realizados por sus hermanas, Andrea Diez y Adriana Ingrid Diez, habían sido rechazados sucesivamente por la jueza de Familia Beatriz Giménez y por los camaristas Federico Gigena Basombrío y Patricia Clerici.

Pero el 19 de abril, los vocales del Tribunal Superior de Justicia Evaldo Moya y Oscar Massei entendieron que de acuerdo a la nueva ley nacional de derechos del paciente, el tema debe resolverse en el ámbito familiar.

Así, el TSJ dejó sin efecto las sentencias dictadas en instancias anteriores y definió que "no corresponde que este tribunal se expida respecto de la petición expresada (por las hermanas de Marcelo) ya que "tal cuestión no requiere de autorización judicial y, consecuentemente, deberá tramitar dicha petición conforme a las prescripciones de la nueva ley de Derechos del Paciente".

Para poder desconectar a Marcelo hay que esperar a que el fallo quede firme, explicó el abogado de la familia Díez, Lucas Pica.

Sus hermanas no lo visitan y piden no suministrarle antibióticos

En octubre de 1994 Marcelo Diez  fue embestido por un Renault 12 sobre la Ruta 22 cuando iba en moto a la casa de sus padres. Fueron sus padres quienes lo cuidaron en su casa hasta que su Padre, ya viudo, decide internarlo en Luncec (Lucha Neuquina Contra el Cáncer), quien encomienda su asistencia, atención y contención.

Habiendo fallecido el padre en el año 2007, sus hermanas Andrea y Adriana pidieron que dejen de suministrarle antibióticos. Tal como cuenta Andrea Diez en una entrevista (ver video), Luncec les envió una carta documento por la que notificaron que si no retiraban el pedido de no aplicación de antibióticos, iban a hacer una demanda por abandono de personas.

Las hermanas no viven en Neuquén, incluso una de ellas vive en el exterior. No proporcionan los recursos para su atención, los cuales brinda Luncec y el PAMI, organización de la cual es afiliado.

En una entrevista, Andriana reconoció que tampoco va a visitarlo. Ante la pregunta "¿hace varios años que no venías a la zona?" Andriana Diez respondió: "yo vengo cada tanto, en realidad dejé de venir con asiduidad después de que papá falleció. Lo que pasa es que ahora no tiene sentido, a mí me hace muy mal ir a visitar a mi hermano, entonces eso no lo hago. Por lo cual perdí un poco el motivo de venir a la zona ... Esta situación de Marcelo nos hizo alejar de la ciudad".

En resúmen:  

  • Los padres de Marcelo fallecieron y sus hermanas no lo ayudan económicamente. Todos los gastos corren por cuenta de PAMI Y Luncec
  • Nunca han cuidado a su hermano, hace 13 años que Marcelo está internado en Luncec.
  • No viven en Neuquén, tampoco van a visitarlo.

 

Nos preguntamos entonces: ¿Por qué lo quieren matar? ¿Es una cuestión afectiva o ideológica? La clave la hemos encontrado en el facebook de Andrea Diez donde se ve que le gustan páginas tales como "Yo voto a favor del aborto legal, seguro y gratuito_Neuquèn_Rio Negro", "Yo apoyo la ley de despenalización del aborto en la Argentina", "Apostasía Colectiva", "Marcha de las Putas Ecuador", "Populares y diversas", etc.
¿Si está a favor de matar a un bebé en el seno materno, porqué no va a estar a favor de dejar morir a su hermano?


 

Marcelo sólo requiere alimentación y cuidados paliativos

Marcelo no depende de asistencia externa para vivir o sobrevivir, no acusa dolor y los médicos han informado que no lo padece. Su estado de salud es óptimo y ha padecido enfermedades o trastornos normales los cuales han sido tratados con antibióticos y tratamiento kinesiológico.

Ha sido trasladado a una clínica cuando las circunstancias del caso así lo exigieron y en la mayoría de los casos por ser más apropiados que Luncec para realizar el tratamiento. No ha presentado dificultad mayor.

Marcelo recibe alimentación artificial, hidratación, tratamiento de kinesia/masajes, asistencia para moverse, cambiarse e higienizarse. Cuando se ha presentado alguna enfermedad (gripe, neumonía) ha recibido el tratamiento específico conforme las prescripciones medicas.

Por lo tanto, no estamos ante un caso de encarnizamiento o ensañamiento terapéutico, por el cual se prolonga la agonía de un paciente artificialmente en base equipamiento médico sofisticado. Marcelo no necesita respirador artificial, por ejemplo, respira por sus propios medios. Sólo tiene un botón gástrico para poder otorgarle lo más elemental que necesita todo ser viviente: agua y comida. No padece una enfermedad irreversible, incurable ni se encuentra en estadio terminal.

Marcelo Diez no ha sufrido un infarto cerebral, no es un enfermo terminal, no está en coma, no está conectado a algo para vivir ni se encuentra postrado: sólo necesita del prójimo para vivir.

Cuando se levanta a iniciar su jornada necesita de ayuda para alimentarse así como para otros menesteres, como puede necesitarlo cualquier persona de muy corta edad, de mucha edad o con capacidades diferentes.

El Tribunal Superior de Justicia ha entendido que quienes deben decidir sobre el destino de Marcelo, son las mismas personas que piden que se lo abandone y se lo deje morir.

No es digna la "muerte digna" que se solicita. No es digno morir deshidratado. Constituye un verdadero abandono de persona.

Por ello, si Luncec es notificada de que debe suspender la alimentación de Marcelo es muy probable que la institución se oponga y solicite el traslado. Dado el afecto que le tiene todo el personal, "no queremos que la muerte se produzca en la institución".


Hablan las catequistas de la parroquia San Francisco, ubicada a escasos metros de Luncec, que son quienes cuidan a Marcelo.

Luncec

Luncec es una asociación de la sociedad civil sin fines de lucro, constituida el 13 de Diciembre de 1974. Surgió para dar atención a los pacientes ambulatorios del interior de la Provincia que carecían de un lugar adecuado para realizar su tratamiento y ser atendidos. Luncec tiene como propósito concurrir por todos los medios en auxilio de personas afectadas por enfermedades oncológicas. Desarrolla su tarea en el campo de la prevención y educación, asiste a los pacientes bajo tratamiento oncológico y brinda cuidado paliativos. La acción de Luncec contempla tanto la atención al paciente como así también a su grupo familiar y contención.


Etiquetas:

Comentarios

No maten a Marcelo

Que les pasa a esas hermanas, que estan pidiendo que lo maten, y un juez acepta el pedido???, tan mal esta el mundo que esto es posible???. Si no lo quieren o mejor dicho se quieren deshacer de el, entreguenle los derechos al obispo que lo reclamo para cuidarlo y atenderlo hasta que el Señor disponga lo contrario...o es que hay algo mas detras de el apuro por matarlo???, hay dinero???, seguro....pero  si no es asi, que les importa que otro ofrezca su vida por cuidarlo???, dejen de lado la mezquindad, la avaricia, piensen que mas temprano que tarde, sus propios hijos tomaran vuestro ejemplo....y ademas deberan rendir cuantas, ante ellos y ante el que todo lo ve y todo lo sabe....Patetico y ruin las actitudes de estas digamos hermanas???