Reforma del Código Penal: más garantías para los delincuentes, más inseguridad para todos

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

El nuevo Código Penal rebaja las penas de la mayoría de los delitos, establece "penas alternativas" a la prisión, elimina la prisión perpetua y la reincidencia. Muchos funcionarios corruptos se beneficiarán. #NOReformaCodigoPenal


(ArgentinosAlerta.org) En la reforma del Código penal anunciada por la presidente Cristina Fernández de Kichner se despenaliza el consumo y cultivo del cannabis, se rebajan las penas por secuestro extorsivo, violación agravada, robo con armas, tráfico de estupefacientes, proxenetismo.

¿Es esto lo que desean los argentinos?.

Pero es que además, el nuevo Código Penal es una burla al concepto mismo de libertad cuya contraparte es necesariamente la responsabilidad. La filosofía que subyace en el proyecto elaborado por el juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni es que el delincuente "no pudo hacer otra cosa". Y así, se establece el atenuante de “las circunstancias personales, económicas, sociales e individuales que limiten el ámbito de autodeterminación”. Un concepto jurídico tan indeterminado que quiebra la seguridad jurídica.

Bajo esta premisa se elimina el agravante de la reincidencia. Reincidir en un comportamiento antisocial no tiene pena extra porque en el fondo se presupone que es fruto de unas circunstancias adversas que lo llevaron a tener dicho comportamiento.

La filosofía garantista que hay detrás es que no es el delincuente el que obra mal de manera sistemática sino que es la sociedad la que lo ha marginado haciendo de él un "subproducto" social.

¿Dónde queda a libertad personal, Sr. Zaffaroni? “La libertad, querido Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos”, decía D. Quijote. Para el gobierno de Cristina Kirchner -en cambio- no existe.

Y claro, sobre estas premisas se rebajan las penas en multitud de delitos. Siendo el Código Penal la última razón de la sanción social, el mensaje pedagógico que se envía es el siguiente: "entendemos que tengas conductas antisociales; es la perversa sociedad la que te ha llevado a delinquir". De nuevo una patada ideológica a la libertad personal. El resultado es más garantías para el delincuente y más inseguridad para el ciudadano.

Si bien se elevan las penas en algunos casos de corrupción de funcionarios públicos, el espíritu del código también beneficiará a los corruptos ante la reducción generalizada de penas y al ser la mayoría de los delitos excarcelables. Para los que participen de una asociación ilícita (delitos de guante blanco) se bajaría la pena. Todo esto en la etapa final de un gobierno con altos niveles de corrupción. ¿Buscando la impunidad en la recta final del mandato?, ¿preparando el blindaje para los suyos?.

Todo Código Penal debe buscar la recuperación del delincuente y la seguridad de la sociedad. El nuevo Código Penal no consigue ninguno de los dos objetivos. Al delincuente se le exime de responsabilidad al negársele la libertad. Terminará creyéndose que efectivamente no fue libre para delinquir, que el "destino" le llevó a ser un delincuente. Si no existe la libertad, tampoco existe la posibilidad de recuperación.

Protegidos los delincuentes y rebajadas las barreras de la sanción penal, se desprotege a la ciudadanía que tiene perfecto derecho de defenderse de comportamientos antisociales.

Acá un resumen: 

  • Disminuye las penas de numerosos delitos: homicidios agravados, tortura, secuestros, trata de menores, violación agravada, robo con armas, tráfico de estupefacientes, proxenetismo.
  • Despenaliza la tenencia y el cultivo de drogas como el cannabis.
  • Los delincuentes obtendrán rápidamente su libertad: el 82% de los delitos serán excarcelables.
  • Las penas alternativas a la prisión (detención domiciliaria, detención de fin de semana, prestación de trabajos a la comunidad, etc. ) producirán los resultados ya conocidos: liberados que vuelven a violar o matar.
  • Se elimina el concepto de "peligrosidad" para los reincidentes: un homicida serial será juzgado como si, con cada víctima, inaugurara su historia criminal.
  • Un gran número de atenuantes otorgan mayores garantías a los delincuentes: ser menor de 21 años; ser mayor de 70; “las consecuencias lesivas considerables que hubiere sufrido el autor o partícipe como resultado de la ejecución del hecho” (si el delincuente sufre algún daño al cometer el delito, esa pérdida será atenuante); “las circunstancias personales, económicas, sociales e individuales que limiten el ámbito de autodeterminación”.
  • Secuestro de personas: Se bajan las penas del secuestro extorsivo por ser “desproporcionadas” (consecuencia de las denominadas “leyes Blumberg”).

Escribí a los diputados y senadores y pediles que rechacen el texto. Tu mensaje llegará a los presidentes de bloque de los principales partidos.


 

Anteproyecto Código Penal:

Mas información:


#NOReformaCodigoPenal

Etiquetas:

Comentarios

There is a need to have that

There is a need to have that focus. People find it easy. - Mark Zokle