EL LOBBY GAY REDOBLÓ LA APUESTA

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

(NOTIVIDA) La Comisión de Legislación Penal podría dar dictamen a la modificación de la ley antidiscriminatoria que incorporaría la no discriminación por “género, identidad de género o su expresión y orientación sexual". De convertirse en ley, convalidaría todos los reclamos del lobby gay incluido el “matrimonio” y la adopción, y los defensores del orden natural serían pasibles de sanciones.
Por Mónica del Río

La Comisión de Legislación Penal de la cámara baja amplió el temario que incluye filicidio y agregó la modificación de la antidiscriminatoria que pretende incorporar la no discriminación por “género, identidad de género o su expresión y orientación sexual" en la Ley 23592. El proyecto que cuenta con el despacho favorable de la Comisión de Derechos Humanos quedaría -con el visto bueno de Penal- listo para llegar al recinto.

El predictamen sobre el que trabaja Penal considera actos discriminatorios a los que “tengan por objeto o resultado impedir, obstruir, restringir o menoscabar el ejercicio de algún derecho o garantía”, relacionado, entre otros, con cuestiones de “género, identidad de género o su expresión, y orientación sexual”. Esta modificación forzaría la aceptación legal de todos los reclamos del lobby gay, entre ellos, el “matrimonio” y la adopción.

Junto con la Antidiscriminatoria se modificaría el Código Penal, para reprimir con prisión de un mes a tres años al que por cualquier medio aliente o incite la discriminación por “género u orientación sexual”.

Es fácil advertir que de convertirse en ley, será la herramienta legal para perseguir a cualquiera que defienda el orden natural. Por ejemplo, disentir -aún en la predicación religiosa- con el “estilo de vida homosexual” u oponerse a que los chicos de una escuela reciban clases de “orientación sexual” con material gráfico, sería penado por la ley, como ya ocurre en otros países.

Quedarían legitimados para iniciar acciones judiciales por discriminación: el Defensor del Pueblo, el INADI y todas las asociaciones que trabajan por los “derechos” de gays, lesbianas, travestis, transexuales y bisexuales.

Recordemos que Mons. Baldomero Martini, Obispo de San Justo y su Obispo auxiliar, Mons. Damián Santiago Bitar, fueron denunciados ante el INADI por la carta que le enviaron al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Dr. Eduardo Alfredo Fellner -y por su intermedio a todos los diputados- oponiéndose a la legalización del “matrimonio” homosexual. Denuncia que el organismo aceptó emplazando al obispo a que en el término de 10 días ofrezca su descargo.

El proyecto en estudio fue aprobado por las comisiones el año pasado en pleno debate por el homomonio y volcado en la O.D. Nº 2111/2009 que tuvo pedida la preferencia para el 18/11/09, pero no llegó a tratarse y el dictamen cayó en diciembre por la renovación de la Cámara.

Este año la Comisión de Derechos humanos lo despachó con prontitud y lo giró a Legislación Penal que estaría próxima a expedirse.

Etiquetas:

Comentarios

EL LOBBY GAY REDOBLÓ LA APUESTA

Me parece que se tendria que llamar a que todos los matrimonios que tienen carpeta armada y lista esperando para adoptar, para que se preparen a hacer presentaciones ante el INADI , por discriminacion, apenas salga una adopcion para parejas del mismo sexo, con el argumento de que se las discrimina por ser heterosexuales. Jugar con su misma carta.

Muy loable la labor en el ámbito político de nuestra querida luchadora provida, lúcida, combativa, argumentativa, Mónica del Río. Loable también la actitud de Obispos que se ponen al frente del anuncio con acciones concretas y visibles, y también los que han reflexionado en voz alta, con mucho fundamento. Es hora de que también se renueve la pastoral familiar, la pastoral novial, matrimonial, la formación en la pureza y la castidad, que los sacerdotes se involucren en primera persona. Puedo decir, por verlo, que cuando los sacerdotes en las parroquias dan cursos y charlas y se reúnen con los futuros contrayentes, entonces se empieza a cambiar, y los cursos no son un barniz superficial sino algo profundo. Lo mismo digamos de los colegios católicos y de otras instituciones católicas. Aunque nos llamen fundamentalistas, pueden tener razón, aunque ellos lo digan en otros sentido, porque es cierto que hay que fortalecer los fundamentos y las raíces, los principios innegociables. Muchas veces hemos salteado lo básico, y entre los principìos innegociables hemos ido directamente al bien común social, pero hemos obviado lo que le da consistencia, que es el respeto a la vida humana desde la concepción hasta su ocaso, el matrimonio de varón y mujer fiel e indisoluble, la responsabilidad y el deber y derecho de los padres a formar a sus hijos en sus convicciones morales y éticas, y luego, como consecuencia natural, el bien común y social. Cuando durante el alfonsinismo se nos metió la cuña del divorcio, fue un mazazo que nos agarró con las defensas bajas, sin reflejos, incluso con gente de adentro a los que no les pareció de importancia, y hoy estamos viendo las consecuencias. Doctrina de la mejor y testimonios incontables tenemos para renovar, recrear, volver a vivir lo que es nuestra vocación a la protección de la vida y a los matrimonios como Dios quiere que sean. No hay lucha más importante, y no hay luchas válidas si dejamos que estos espacios humanos y cristianos se destruyan.

A good response can actually

A good response can actually inspire people. - Steven C Wyer