EL MATRIMONIO TIENE RELACIÓN DIRECTA CON LA PROCREACIÓN

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

(AICA) El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, ratificó que la Iglesia se opone al proyecto de ley para modificar el Código Civil, a fin de permitir el “matrimonio” entre personas del mismo sexo, pero negó que sea una postura fundamentalista que rechace a las personas por su condición sexual. “El matrimonio, propiamente dicho, es una sociedad entre el hombre y la mujer”, subrayó.

En una entrevista por Radio Libertad, precisó que “desde ya que a todas las personas las queremos acompañar con la actitud de misericordia y de cercanía. Pero es un tema específico el del matrimonio y la adopción por los que estamos tratando de reflexionar”.

El prelado ya había manifestado preocupación por el proyecto de ley de “matrimonio” entre personas del mismo sexo durante la solemnidad del Corpus Christi, realizada en el Anfiteatro Manuel Antonio Ramírez, de Posadas, donde ante una multitud aseguró que estos temas que “hacen a ejes culturales, que si se distorsionan será gravísimo el futuro, pensando en las familias, en los matrimonios, pensando en los niños, no como un objeto de uso para nuestra afectividad, sino con un profundo respeto como sujetos, que merecen tener un padre y una madre, una figura femenina y una figura masculina”.

Monseñor Martínez llamó a los legisladores, en especial a los de Misiones, a tratar estos temas con responsabilidad y compromiso: “que consideren y que tengan en cuenta responsablemente que están tratando temas que hacen al presente y futuro de nuestra Patria”.

También rechazó con respecto a las propuestas abortivas y se refirió puntualmente sobre el caso de la provincia del Chubut “donde de alguna manera se ha convalidado el aborto” dijo.

Texto de la entrevista

¿En cuanto a que adopten estas parejas?

La consecuencia de la adopción es exclusiva para el varón y la mujer. Ese es un tema fuerte y que consideramos muy importante.

Pastores de iglesias evangélicas manifestaron que los homosexuales no van al cielo, que Dios los rechaza. ¿Ustedes comparten esta postura?

Decir eso es mantener una postura fundamentalista según nuestro punto de vista. Por supuesto que no compartimos esto. Para las personas homosexuales que escuchan y que siguen atentamente la postura de la Iglesia, que concurren los domingos a misa, que creen en Dios y en la Virgen.

¿Cómo deben sentirse ante esta posición de la Iglesia?

La palabra matrimonio viene del latin matrimonium y significa oficio de madre. Es una relación directamente por lo menos con la potencial posibilidad de la procreación. Entonces tiene una referencia que no es solamente religiosa. No es un planteo antropológico, cultural. Es una institución entre a un varón y una mujer, con capacidad potencial de procrear. Esa es la dimensión social que tiene el matrimonio. Esta es una especificidad que de ninguna manera implica la suerte de abandono, de acompañamiento a personas que tienen otra situación en su vida. Por supuesto que tenemos consideración en la búsqueda de acompañamiento a ellos y a todas las personas.

¿Estarían de acuerdo en ampliar el debate a la sociedad. Acompañarían el plebiscito?

Eso tiene que ser una decisión de las autoridades, no de la Iglesia.

¿En qué situación se encuentra la Iglesia católica hoy?

La Iglesia va haciendo un camino. Hace dos mil años que viene realizando una tarea evangelizadora. Nosotros aquí en la tierra de Misiones lo estamos experimentando. Estamos celebrando los 400 años de la fundación de Loreto, de San Ignacio en el Guayrá. Hace 400 años en nuestras tierras, Antonio Ruiz de Montoya ya protegía a los indígenas que eran llevados como esclavos al Brasil por los portugueses. Hay una histórica presencia de la iglesia que se expresa antes y hoy. Lo hemos visto en manifestaciones populares como Fátima, Santa Rita y el otro día una hermosísima celebración del Corpus Christi en el anfiteatro, en las calles de la ciudad. En la provincia hay más de mil capillas. Desde nuestra diócesis estamos acompañando a 30 colegios con 40 mil alumnos. Tratamos de evangelizar, ser fuentes del amor de Dios.

¿Cómo va el proyecto de la Universidad de las Misiones?

Va adelante y realmente muy bien. Debemos dar gracias a Dios porque también es una apuesta a un aspecto clave de la cultura. Y no dudo de que esta apuesta va a generar profesionales cualitativamente formados en la provincia va a tener frutos importantes en el futuro.

¿Qué tan cerca estamos? ¿Qué hace falta?

Hace unos días vino la evaluadora de la Conadu, que evalúa futuras universidades. Está en etapa evaluativa. Los proyectos están presentados. En cuanto a la infraestructura, la facultad de Medicina hace falta trabajar con el laboratorio, morgue, etc.

¿Cuántos docentes van a trabajar?

Variará, porque comenzaremos con cuatro facultades y se irán agregando otras. Los currículum elevados son como 200 al ministerio de Educación. Tenemos que resaltar el interés de la Provincia para apuntalar el camino de la infraestructura, sobre todo lo que hace a Medicina.

Por otra parte, monseñor Martínez destacó el programa Hambre Cero lanzado por el Gobierno. “Desde lo nuestro nos importa lo que hace a la caridad y la inclusión. De hecho este fin de semana se realizará la colecta anual de Cáritas y apunta fundamentalmente a la inclusión. Nuestra preocupación es muy seria. Lo he manifestado en el Tedeum y en Corpus Christi. Creo que estos son los mejores aportes que podemos hacer en este Bicentenario.

“Nosotros estamos dispuestos a colaborar si es algo viable”, aseguró.

Etiquetas:

Comentarios

Sobre el "matrimonio" gay

De seguro, todo lo que pueda expresar sobre el tema es redundante con otras voces que se alzan en nuestro querido país. Sigo con estupor e incredulidad la actuación de algunos representantes del pueblo que se arrogan, cuasi, el papel de Dios, tratando de legislar sobre temas naturales que hacen a la creación. Con una falta de responsabilidad rayana con la verguenza - de la que no se vuelve - uno los ve y escucha arengar para una platea que los "apoya", sin tener en cuenta que están arengando contra la vida y la razón, permitiéndose mancillar con sus palabras a la gran mayoría de nuestro pueblo. Es necesario recordarles a estos iluminados de pacotilla - parece mentira - que siempre, siempre, dos más dos son cuatro y que un hombre y una mujer, solo ellos, pueden denominarse como la única concepción del matrimonio.

One needs to correct the work

One needs to correct the work of others. - Steven C Wyer