Informe Especial: Tendencias en el uso de métodos contraceptivos y la "interrupción voluntaria del embarazo"

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

Analizamos el artículo “Tendencias en el uso de métodos contraceptivos y la interrupción voluntaria del embarazo en la población española durante 1997-2007” publicado en la revista científica Contraception, vol. 83 (2011) pags. 82-87.

  • A mayor distribución de anticonceptivos en España, mayor número de abortos.
  • La falacia del eslógan "anticonceptivos para no abortar".

Dr. Martín Patrito

(ArgentinosAlerta.org) Analizamos en este trabajo el citado artículo publicado en enero de 2011 en la revista Contraception. El estudio fue realizado por investigadores de distintos hospitales de España. Fue subvencionado por un subsidio para educación otorgado por Bayer Schering Pharma. El trabajo brinda información objetiva muy importante respecto de la contracepción y la tasa de abortos en España. Diferimos en la interpretación que dan los investigadores a la información recaba. 

 Introducción

La revista Contraception publica investigaciones sobre los avances y nuevos conocimientos en todas las áreas de la anticoncepción. Abarca trabajos en las áreas de química, bioquímica, fisiología, endocrinología, biología, ciencias médicas y demografía. La revista promueve el aborto y la anticoncepción en todas sus formas. Baste como ejemplo el título de un trabajo publicado en abril de 2011: “estudiantes de medicina pro-elección: creando los proveedores de aborto del mañana”.

El objetivo del trabajo fue obtener información sobre el uso de métodos anticonceptivos con la finalidad de reducir el número de abortos voluntarios.

En el diseño del estudio se consideró una población de mujeres españolas en edad reproductiva (15 a 49 años) y cada 2 años se obtuvo información sobre los métodos anticonceptivos utilizados entre los años 1997 y 2007.

Los principales resultados encontrados fueron:

  • a) Durante el período de estudio (1997 a 2007) el uso de anticonceptivos aumentó de 49.1% a 79.9%.
  • b) El método más comúnmente usado fue el preservativo (con un incremento de 21% a 38.8%), seguido por la píldora (con un incremento de 14.2% a 20.3%).
  • c) La esterilización femenina y el uso de DIU disminuyó levemente y fue utilizado por menos del 5% de las mujeres en 2007.
  • d) La tasa de abortos voluntarios aumentó desde 5.52 a 11.49 por cada 1000 mujeres.

 

 

Resultados

 La Tabla 1 muestra información demográfica, tasa de abortos y abortos totales obtenida del Instituto Nacional de Estadísticas y del Ministerio de Sanidad y Consumo. 
 

 Tabla 1. Información demográfica

 

1997

2007

Población

39,852,650

45,200,737

Tasa de nacimientosa

9.38

10.5

Tasa de abortosa

5.52

11.49

Número de abortos

49,578

112,138

aTasa de nacimientos y de abortos cada 1000 mujeres.

La Figura 1 muestra la distribución por edades en el uso de anticonceptivos en 1997 y en 2007. En forma global, el uso de anticonceptivos aumento desde un 49.1 % a un 79.9 % en la población estudiada: mujeres de 15 a 49 años.

Para cada franja de edades se observa un aumento en el uso de anticonceptivos. El aumento es más marcado en el segmento de las adolescente (15 a 19 años) donde el uso de anticonceptivos aumento desde un 19.9 % a un 60.0 %.

Figura 1. Diferencias en los porcentajes de uso de métodos anticonceptivos en función de distintos grupos de edad en 1997 y en 2007. Nótese el gran aumento en el uso de anticonceptivos en el primer grupo (ver flecha). Los porcentajes se refieren al número total de personas: 2076 en el año 1997 y 2105 en el año 2007.

La Tabla 3 muestra las distintas tendencia en el uso de métodos anticonceptivos. El preservativo fue el método más comúnmente usado tanto en 1997 (21 %) como en 2007 (38.9 %) seguido por la píldora (14.3 % y 20.3 %, respectivamente). En 2007, el 23.9 % de las mujeres utilizaban anticonceptivos hormonales (píldora, parche epidérmico y anillo vaginal).

En el año 1997, 1057 mujeres (50.9 %) no utilizaron ningún método anticonceptivo, mientras que en 2007, sólo 424 mujeres (20.1 %) no usaron ningún anticonceptivo. La falta de relaciones sexuales es la principal razón que se invoca al explicar porqué no se utilizan anticonceptivos.

Los métodos naturales prácticamente no son utilizados.

Tanto la esterilización femenina como masculina es muy poco utilizada en 2007.

Tabla 3. Tendencias en el uso de diferentes métodos anticonceptivos y razones para no utilizarlos. En paréntesis se muestran los porcentajes.

 

1997

n=2076

2007

n=2105

Preservativo

436 (21.0)

818 (38.8)

Píldora

296 (14.2)

428 (20.3)

DIU

118 (5.7)

96 (4.6)

Esterilización femenina

108 (5.2)

86 (4.1)

Coitus interruptus

31 (1.5)

52 (2.5)

Métodos naturales

18 (0.9)

10 (0.5)

diafragma

6 (0.3)

11 (0.5)

Crema espermicida

2 (0.09)

0

Otros (parche, anillo vaginal)

0

76 (3.6)

Esterilización masculina

0

90 (4.3)

Otros

4 (0.2)

14 (0.7)

Ninguno

1057 (50.9)

424 (20.1)

Razones para no usar métodos anticonceptivos

Motivos religiosos

28 (2.6)

8 (1.9)

Me siento mal

85 (8.0)

11 (2.6)

No tengo sexo

444 (42.0)

213 (50.2)

No puedo quedar embarazada

253 (23.9)

39 (9.2)

No me importa si quedo embarazada

111 (10.5)

79 (18.6)

Falta de información

24 (2.3)

5 (1.2)

Otras razones

112 (10.6)

69 (16.3)

  

La Tabla 4 del trabajo compara el uso de diferentes métodos anticonceptivos según la edad. El aumento en el uso de preservativos es notable en tanto en el grupo de mujeres de 15 a 19 años como en el de 45 a 49 años.

Con relación al nivel de educación, el aumento en el uso de anticonceptivos está distribuído homogéneamente en todos los grupos (Tabla 5 en el trabajo original).

Discusión

En el período estudiado, el uso de anti-conceptivos creció un 30 %: un 49.1 % de mujeres utilizaba anticonceptivos en 1997 mientras que en 2007 el 79.9 % de las mujeres entre 15 a 49 años los utilizan. La población adolescente mostró el mayor aumento en el uso de anticonceptivos (ver Figura 1).

El preservativo y la píldora son los anticonceptivos más utilizados.

En el mismo período, la población española sólo creció un 13.4%.

Sin embargo, frente a un mayor uso de anticonceptivos en una población con un crecimiento demográfico muy bajo, la tasa de abortos se duplicó en ese período desde 5.52 abortos cada 1000 mujeres (1997) hasta 11.49 cada 1000 mujeres en edad reproductiva en 2007.

Los investigadores, que se habían planteado como objetivo recopilar información sobre el uso de la anticoncepción para reducir el número de abortos, quedaron completamente perplejos por los resultados. Sugieren que el aumento de la tasa de aborto puede deberse a “un uso inadecuado o inconsistente” de los anti-conceptivos. También dicen que podría deberse a que se ha informado que ha habido más abortos, incluidos los abortos “clandestinos” y los de personas extranjeras.

“Los factores responsables del aumento en la tasa de aborto voluntario necesitan más investigación”, afirma la conclusión del resumen.

Lo que este estudio muestra -una vez más- es que aquello del “sexo seguro” es un mito. La cultura anticonceptiva proporciona un sentimiento de falsa seguridad que induce a un aumento en la frecuencia de la actividad sexual. Como los anticonceptivos tarde o temprano fallan, aumenta el número de embarazos no deseados. Finalmente, frente a esta situación se recurre al aborto. De esta forma, mientras mayor cantidad de gente pueda acceder a la anticoncepción, más fácilmente se les podrá vender el aborto. Primero, comienzan a buscar abortos ilegales y, luego, los mismos que promueven la anticoncepción, comienzan a pedir por la legalización del aborto.

De esta forma, el aborto comienza a ser utilizado como un método anticonceptivo. Esta triste realidad ocurre en Cuba desde hace muchos años, por ejemplo, donde es común que una mujer se practique varios abortos. (1)

Ninguna cultura que haya permitido la anticoncepción se ha negado posteriormente al aborto. A medida que la aceptación de la contracepción aumenta, de la misma forma aumenta la aceptación al aborto. ¿Por qué ocurre ésto? Porque en la raíz de la anticoncepción subyace la idea de que una pareja puede tener actividad sexual evitando las consecuencias naturales de esta actividad. Se genera así una cierta cultura de la irresponsabilidad, de no hacerse cargo de las consecuencias de sus actos. De esta forma, aquellas parejas que conciben un hijo sin desearlo, son mucho más propensas a acudir al aborto.

Que los anticonceptivos fallan salta a la vista simplemente con contar el gran número de clínicas abortivas que existen en Estados Unidos, por ejemplo. Contraceptivos y abortos van de la mano en un triste y muy lucrativo negocio.

En conclusión, los resultados de este estudio muestran la falacia del eslogan repetido hasta el cansancio: “anticonceptivos para no abortar”. Exactamente todo lo contrario.

El autor es Prof. Asociado - Fac. Ciencias Químicas - Univ. Nacional de Córdoba e Investigador Independiente - CONICET.

(1) Sobre la situación del aborto en Cuba puede ver el siguiente informe:

Etiquetas:

Comentarios

Vuelve a bajar la tasa de natalidad en España

La edad media de las mujeres que fueron madres en España en el primer trimestre de este año ascendió a 31,06 años, frente a los 30,98 registrados en 2010 y los 30,87 de 2008, mientras que la media de hijos por cada una cayó dos centésimas respecto a periodos anteriores, hasta situarse en 1,41 por mujer, según la estimación de población del Instituto Nacional de Estadística (INE) actualizada a 1 de abril.


(EP/InfoCatólica) Durante estos tres primeros meses del año, la población residente en España se incrementó en 118.196 personas respecto al mismo periodo de 2010, hasta alcanzar un total de 46.148.605 habitantes. No obstante, se trata de una estimación sujeta, por tanto, a variaciones.

En materia de maternidad, la edad media más elevada de España se localiza en la provincia de Vizcaya, donde las mujeres rondan los 32,3 años cuando tienen hijos. Les siguen las de Guipúzcoa, con 32,19 años; Palencia, con 32,04 años; Coruña, donde rondan los 32,03 y Valladolid, donde la media está en 31,83 años de edad entre las madres.

Sólo están por debajo de los treinta años de edad media las madres de Ceuta (29,45), Melilla (29,34) y Almería (29,51). En juventud, les siguen las de Las Palmas de Gran Canaria (30,09), Tarragona (30,18); Girona (30,20) y Castellón (30,22).

Respecto al número de hijos, entre enero y abril de este año se han producido en España 120.566 nacimientos, de los que 62.174 fueron de varones y 58.392, de mujeres. Andalucía (23.690), Cataluña (20.540), Madrid (18.489) y Valencia (12.877) fueron las que registraron un número mayor de alumbramientos, mientras que, en términos absolutos, Ceuta (300), Melilla (314), La Rioja (796), Navarra (1.648) y Asturias (1.966) fueron las que menos.

Otro de los datos que adelanta el INE es el relativo a la mortalidad, del que se desprende que la esperanza de vida en España sigue aumentando. En el primer trimestre de este año, se fijaba en 78,81 años para los hombres y en 84,81 para las mujeres, cinco y tres décimas más, respectivamente, que un año antes.

Por último, en cuanto a la inmigración, los datos revelan que en el primer trimestre del año el saldo de los ciudadanos extranjeros volvió a ser negativo, con un total de 20.209 personas menos, porque se produjeron 101.610 altas en el Padrón frente a 121.818 bajas, conforme los datos procesados por el INE.

Asimismo, entre los españoles fueron más quienes se marcharon al extranjero (14.108) que quienes regresaron a España desde algún otro país (7.875), de modo que al final del primer trimestre, según estos datos provisionales, se contaron 6.234 españoles por el mundo menos.

Como ciudadano, como padre de familia y como médico estoy a favor de la vida, cualquiera sea su situación biológica, es decir, dentro o fuera del útero, sana o enferma, capacitada o discapacitada, muriente, etc. La vida humana (Homo Sapiens) se debe tutelar y promover desde el Derecho Natural, además del Derecho Positivo. Matar a una vida humana inocente e indefensa, es un homicidio premeditado, con el concurso de tres o más personas, con alevosía y el agravante vincular.
Matar vidas humanas es antiecológico. Si se repudia la caza, la pesca de ballenas, el corte de bosques, la protec ción de huevos, etc;¿porqué no se protege
al "pichón humano", al huevo fecundado o cigoto?.
Matar, además no es gratis ni altruísta. Se mata por dinero, los "aborto dólares", que enriquecen a carniceros que tienen diploma de médico. Es más fácil matar que hacer vivir.Una medida de la eticidad de una sociedad es la tolerancia y el amor que tiene por los no nacidos, los discapacitados, los mogólicos, los enfermos, los moribundos, etc. Ni al comienzo ni al fín de la vida se puede matar. Ni aborto, ni eutanasia.
ABORT, NUNCA MAS¡¡¡¡¡¡

Esto muestra el resultado de separar el ejercicio de la sexualidad del amor matrimonial: ¿de qué seguridad hablan cuando piden sexo seguro? Hablan de una persona mutilada, sin vida espiritual ni lazos de verdadero amor conyugal. El único sexo seguro es aquel que une al matrimonio con Dios en generosa donación mutua abierta a la vida de mas almas para SU gloria.

El artículo es bueno y claro. Anticoncepción y aborto van de la mano y se potencian uno a otro. Son un negocio homicida y destructor.
Creo que hay que insistir, de parte nuestra en algunos aspectos.
1- No sólo se multiplican los abortos tradicionales, sino que casi la totalidad de los anticonceptivos son, además, abortivos, significando más del 70 por ciento de los abortos, de modo que a los que se contabilizan hay que multiplicarlos por tres.
2- Hay que desenmascar y combatir estas nuevas formas de aborto, camufladas, casi silenciosas, como los DIUs, Depoprovera, inyecciones, aspiraciones menstruales, anticonceptivos comunes, etc. Son el 70 por ciento de los abortos realizados y no se suelen contabilizar.
3- Gravísima omisión nuestra de no educar en la paternidad responsable y en los métodos naturales, en la apertura a la vida y al amor, en la fecundidad.
Un estudio hecho en Australia y otro en Finlandia, revelan que las parejas que usan los métodos naturales, luego de 10 años de matrimonio, se separan en un 2 %. Y las que optaron por la anticoncepción, en un 56 %.
¿Cuál es el gran problema de aceptar esto? Que la mayoría, la casi totalidad, han usado de la anticoncepción, por lo tanto, pueden haber hecho abortos incluso sin saberlo. Y se abren dos caminos: el primero es el autojustificarse, con lo cual uno mismo se cierra la puerta a la rectificiación y a la conversión. Y el segundo es reconocer la propia culpa, arrepentirse, pedir perdón, reparar y empezar a luchar por la vida en todos los aspectos. Éste es el camino, el decir con el publicano, y cada uno debe decirlo por sí mismo: "Señor, tené piedad de mí, que soy un pecador".
Jesucristo es el agua viva que sacia nuestra sed.

Para qué abortar con tantas familias que desean adoptar niños recién nacidos?! Eliminarían el "contratiempo" haciendo dichosos a otros, parece un "negocio" redondo, pero hay un empeño tenaz, feroz y siniestro en matar bebés por parte de algunos monstruos humanoides.- :cry: