Prostíbulos para todos: cada vez más prostíbulos en Buenos Aires

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

(AA) El caso de los prostíbulos que funcionaban en propiedades del juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Eugenio Zaffaroni, ha revelado la gravedad del problema de la prostitución en nuestro país. Estrechamente asociado al problema de la prostitución se encuentra el de las redes de trata de personas y el turismo sexual infantil. Últimamente se suceden diversos casos de jóvenes desaparecidas que seguramente han sido víctimas de una red de trata. La permisividad del gobierno frente a la pornografía y la prostitución se torna cómplice. Esto constituye una triste radiografía de la decadencia moral en la que está sumido nuestro país. En la reciente revista del Ministerio de Educación “educación sexual integral, para charlar en familia”, no se aborda la problemática de la pornografía. En notas relacionadas hemos informado sobre estas problemáticas:

 

Según informa La Nación, se estima que en Buenos Aires hay unas 2000 viviendas particulares donde se ejerce la prostitución de manera clandestina, según fuentes judiciales y de varias ONG.

La oferta sexual en la vía pública es bien conocida por todos. Las fotos de mujeres con sus respectivos teléfonos se despliegan en los postes indicadores de calles, teléfonos públicos, vidrieras y hasta en los marcos de las puertas de edificios. La tarifa por sexo parte de los 40 pesos (promoción, según reza en los folletos) por media hora de actividad, y llega hasta los 500 pesos por el mismo tiempo, según la categoría de la acompañante.

Propietarios e inquilinos de centenares de edificios comparten a diario lugares comunes con prostitutas, proxenetas y un amplio abanico de clientes, algo que provoca una airada protesta por ruidos molestos y falta de higiene, y alimenta el temor por el riesgo de ser víctima de la inseguridad frente a la cotidiana presencia de personas ajenas y extrañas al edificio.

La zona del centro podría ser la capital argentina de la oferta sexual. Entre las calles Hipólito Yrigoyen, Rodríguez Peña, Marcelo T. de Alvear y la avenida Alem puede encontrarse más de 500 direcciones para tener relaciones sexuales a cambio de dinero.

Pero también existen otros barrios donde estos privados crecen vertiginosamente, como Flores, Caballito, Recoleta, Belgrano, Once, Constitución y San Telmo. Incluso está el llamado "corredor de lujo", como se denomina a un sector de la Avenida del Libertador, en Retiro, donde hay edificios con una buena cantidad de viviendas donde se ejerce la prostitución, según denuncian sus consorcistas.

En la torre Rustique, ubicada en avenida Santa Fe 1126, los vecinos aseguran que hay esclavitud sexual de menores, ruidos molestos y ataques de travestis. Afirman que por las noches tienen relaciones en la galería de la planta baja porque algunos clientes no quieren subir a los departamentos

Ampliarán denuncia por los prostíbulos en departamentos de Zaffaroni

El titular de la ONG La Alameda, Gustavo Vera, confirmó hoy que ampliará la denuncia por los prostíbulos que funcionaban en departamentos que eran propiedad del juez de la Corte Suprema, Eugenio Raúl Zaffaroni.

"Zaffaroni tiene que presentar toda la documentación para clarificar esta situación. Nosotros pedimos que se investigue por qué funcionaba una red de proxenetismo en departamentos que eran propiedad de Zaffaroni y con conocimiento de su apoderado.

Verá también aseguró que en los últimos dos años presentaron denuncias por el funcionamiento de más de 600 prostíbulos, aunque aclaró que "sólo hubo 40 allanamientos y el resto de los prostíbulos no se los investigó".

 

Etiquetas:

Comentarios

Creo que el título lo resume en pocas palabras "prostitución para todos" una actividad silenciosa lamentablemente avala por el mismo gobierno

es triste que existan lugares como esos, todos sabemos donde estan, pero no hacemos nada. la policia los frecuenta, quizas para cobrar coima o para hacer uso de lo que ofrecen. alli puede haber mujeres, niños contra su voluntad. ¿que se puede hacer al respecto?

ESTAS SON LAS CONSECUENCIAS Q, NOS BRINDO
ESTA "DEMOCRACIA" LA Q,ESTA CARGADA DE
CORRUPCIONES , DESDE RAUL ALFONSÍN 1983 ,
NO NOS DEJAMOS DE SORPRENDER DÍA A DÍA DE
LO Q, NOS BRINDA , UNA JUSTICIA CADA VEZ
MAS ADICTA AL PODER , UNA CORTE SUPREMA A
MEDIDA DE ESTE FpV , CON UN JUEZ ABORTISTA , SOCIO DE GROISMAN , CON UN NEGOCIO DE
MUCHA RENTA,ME REFIERO AL SR, EUGENIO ZAFFARONI , ADEMAS Q, PODEMOS ESPERAR LO
ARGENTINOS SI EN LA MISMA CORTE EXISTE
UNA DESAPARECIDA (NN)Q, COBRO DE INDEM.
850 MIL U/S,ME REFIERO A LA SRA, CARMEN
ARGIBAY, , ,,,,,,,,
EL PAÍS ESTA PATAS PARA ARRIBA , LA SRA,
DE BALANZA EN MANO (SRA, JUSTICIA)ESTA
PRESA JUNTO A LOS 1.000 PRESOS POLÍTICOS EN CAUTIVERIO Y LOS MONTONEROS ESTÁN EN
EL PODER JUNTO A ESTE FpV , EL Q, NOS
PRETENDE LLEVAR A VIVIR AL MEJOR ESTILO
" CUBANO ", NUESTROS ANCESTROS NOS DIERON LIBERTAD , LUEGO VINIERON LAS
GUERRAS CIVILES 1845 , HOY ARGENTINA
RETROCEDIÓ EN EL TIEMPO , CON LOS MISMOS SÍNTOMAS " UNITARIOS Y FEDERALES "

enrique cepeda

Muy bien Memorioso, excelente comentario.

Si cada peso gastado en pornografía, prostitución, prensa amarilla y adláteres, fuera a favor de las mujeres que se degradan, de ordinario contra su voluntad, para esclavizarse vendiendo sus cuerpos, seguro que disminuría grandemente esta lacra. Y más todavía si no hubiera clientes, pero, insisto, que llegue a la gente que lo necesita este dinero, que termina siendo dinero de sangre también.
Decía san Juan Crisóstomo que "lo superfluo es de los pobres", y cuánto hay de gasto superfluo en nuestras vidas. Y aquí es más dramático, porque esto no es superfluo, es pecaminoso, es esclavizante, y ese dinero les pertenece a los pobres, y no debieran vender su dignidad para tenerlo.
Bien dicen en teología moral que para estas lacras como la prostitución, drogadicción, periodismo amarillo, chusmerío periodístico, etc., es el cliente el que rompe la cadena. No hay que clientelizarse, no hay que servir al egoísmo, ni al dinero, porque así no se sirve al Señor ni a los hermanos y hermanas.

It is hard to end it. As long

It is hard to end it. As long as one has already started. - Dennis Wong YOR Health