Card. Bergoglio exhortó a defender la vida en Lujan

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

(AA) Al encabezar ayer la misa central por la 37 peregrinación juvenil a la basílica de Luján, el arzobispo de Buenos Aires, monseñor Jorge Mario Bergoglio, exhortó a defender la vida desde el seno materno. La manifestación pública de fe popular más convocante del país, se enmarcó esta vez en el Año de la Vida dispuesto por la Conferencia Episcopal Argentina ante el avance legislativo de proyectos de ley para despenalizar el aborto. Asistieron 1 millón 300 mil personas.

Ante cientos de miles de fieles, que escucharon la misa pese a la fatiga generada por haber caminado 62 kilómetros, Bergoglio exhortó a repetir tres veces el lema de la movilización: "Madre, ayúdanos a cuidar la vida". Los relojes marcaban las 6.47 cuando se observó a la "imagen cabecera" de la Virgen, que había partido el sábado al mediodía desde el santuario de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers.

Las palabras del cardenal tuvieron una especial significación porque fueron pronunciadas en la principal convocatoria anual de fieles católicos y reflejan la preocupación de la Iglesia ante el hecho de que el Congreso se apresta a tratar, tras las elecciones presidenciales, la despenalización del aborto.

El arzobispo de Buenos Aires instó a defender la vida desde el seno materno y aseguró que “un pueblo que no cuida a los niños y a los ancianos comenzó a ser un pueblo en decadencia. Los niños son la fuerza, la esperanza, y los ancianos, el tesoro de sabiduría”.

"Ayuda a que se cuide la vida de los más pequeños y de los mayores, a los niños y a los ancianos. A la vida se la cuida siempre, desde el momento en que se la espera, hasta el último aliento del camino", recalcó.

“Que María nos ayude a cuidar de la vida desde el inicio de la concepción hasta el final de los últimos días. Pidamos por una vida humana con calidad de vida y todo lo que significa, con el desarrollo propio de la persona, para evitar la marginalidad, para evitar la esclavitud, para desterrar los vicios que golpean a la familia y a los jóvenes”, dijo en un mensaje monseñor Rubén Frassia, obispo de Avellaneda-Lanús.

Durante el transcurso del recorrido, los peregrinos recibían folletos que instaban a concientizar sobre el avance de variadas políticas de género, que ponen en peligro la vida de la mujer y los niños por nacer.

Quienes caminaban hacia Luján tenían la oportunidad de firmar en favor de una iniciativa popular que asienta a la familia como "núcleo fundamental y básico de toda comunidad política" y promueve la adopción de "políticas públicas verdaderamente orientadas a la protección de la institución familiar en toda su dimensión". Jóvenes del Frente Joven, una coalición de movimientos confesionales, agrupaciones universitarias y de fomento a la acción ciudadana, recolectaron firmas para este proyecto de ley desde el sábado por la mañana hasta la madrugada del domingo.

Según informa AICA, la mayor concentración provida estuvo anclada en el puesto sanitario N° 38, a cargo de la diócesis de San Justo y su Pastoral Universitaria. Además de la recolección de rúbricas para la iniciativa popular y un escenario montado a la vera de la ruta, la carpa de asistencia ambulatoria contaba con voluntarios que dialogaban con los peregrinos y los ponían al tanto de los distintos proyectos de ley que rondan sobre la cuestión dentro del Congreso Nacional. Entre ellos se encuentra el proyecto 998-D-2010, impulsado por la Campaña Nacional por el "Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito", que será debatido en reunión de comisión el próximo martes 1° de noviembre.
 

Etiquetas:

Comentarios

Sin dudas adhiero de corazón al mensaje del cardenal Bergoglio a favor de la vida, cumpliendo su vocación como Obispo y Primado de la Iglesia en la Patria. Y también a la labor de los grupos pro-vida que actuaron durante la peregrinación, entre ellos la asociación CULTIVIDA de la misma ciudad de Luján, y aunque estoy lejos geográficamente, sé de su labor entregada, generosa, muchas veces combatida 'ad intra' y que repartió unos hermosos impresos con una imagen pro-vida y la oración del Papa Benedicto XVI a favor de la vida. Los grupos pro-vida que actúan son los héroes anónimos que más hacen por la vida. Y a la hora de la crítica, constructiva por cierto, en el afiche de la peregrinación, en mi opinión, hay un olvido no menor, espero que no deliberado, FALTA EL NIÑO CONCEBIDO Y EL NIÑO RECIÉN NACIDO. Juan Pablo II decía que la concepción y el nacimiento son momentos emblemáticos, sin ellos no habría lo otro, así que olvidarlo es, al menos, un olvido para mí inentendible. No podemos ser de Cristo y del mundo, y por supuesto que al mundo le molesta ese momento emblemático, y la cultura de la muerte se ceba principalmente en las personas por nacer, también en las otras ya nacidas, pero sobre todo en las primeras. El presentar la verdad sobre la vida tal cual es, nos traerá dificultades, persecuciones,...y hasta estos ¿olvidos?

DEBEMOS TOMAR CONCIENCIA QUE SE ACERCA EL TIEMPO EN QUE SE MODIFICARÁ EL COD PENAL BAJO LAS PRESIONES DEL LOBBY. QUE HAREMOS COMO CIUDADANOS? NOS HAN AMANSADO EL CORAZON Y HEMOS PERDIDO LA CAPACIDAD DE ASOMBRARNOS FRENTE A LA MARAVILLA DE LA VIDA...DEFENDAMOSLA!