Rechace el protocolo que el Ministerio de Salud utiliza para promover aborto

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

ALERTA

(AA) El Ministerio de Salud de la Nación presentó un protocolo para la atención integral de personas víctimas de violaciones sexuales, que será incorporado en las guardias de los hospitales públicos. Si bien comprende numerosos aspectos sanitarios que son positivos, el protocolo insiste en promover el aborto como parte de la profilaxis.

ENVIE SU ALERTA

El protocolo abarca el tratamiento médico para las personas víctimas de una violación. Comprende la atención inmediata de las lesiones, exámenes de laboratorio, la aplicación de medicación para prevenir el VIH/Sida (antiretrovirales) y la hepatitis B y tratamientos para las infecciones de transmisión sexual. Se imprimieron 20.000 ejemplares del instructivo que serán distribuidos en los hospitales del país.

Sin embargo, el protocolo requiere que los hospitales garanticen el aborto si es solicitado en caso de embarazo producido por una violación, en estricta contradicción del artículo 86 del código penal. Esto abrirá las puertas a que se realicen falsas denuncias de violación con el objetivo de acceder a un aborto.

El protocolo cita estadísticas viejas e incompletas. El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación informó que en el año 2007 se denunciaron 3.367 violaciones. El protocolo reconoce que ese fue el último año en el que se publicaron estadísticas de violaciones. No informa si se produjo algún embarazo fruto de esas violaciones. Esto habla de la poca seriedad del Ministerio de Salud al promover medidas sin el sustento objetivo que brindan las estadísticas. Esto habla del alto grado de ideologización del los funcionarios en su afán por promover el aborto.

La denuncia

El protocolo establece que “la decisión de realizar la denuncia por violación es privada de la persona que ha sido víctima. En ningún caso la denuncia puede solicitarse como requisito para la atención y el seguimiento del protocolo”. Sin embargo se advierte que “el hecho sólo se investigará si hay una denuncia. Denunciar abre la posibilidad de que se condene a los agresores y permite hacer visible en la sociedad la existencia de la violencia sexual”.

Los funcionarios y profesionales que toman contacto con un caso de violación de una persona mayor de edad, sólo podrán efectuar la denuncia cuando además de violación haya riesgo de vida o lesiones graves. “En los demás casos, no están obligados a realizar la denuncia. Es más, no corresponde que lo hagan”.

En el caso de los menores, los profesionales de la salud deberán efectuar la denuncia cuando se trate de un menor en riesgo o sospechen que los familiares pueden estar involucrados en la violación.

Si un menor ha sido abusado por personas encargadas de su cuidado, o algún familiar, tiene que denunciar los hechos cualquier persona que tome conocimiento.

Embarazo producto de una violación

En el punto 3.3 el protocolo establece que “el embarazo resultado de una violación se encuentra contemplado como una de las causales legales de interrupción del embarazo en el Código Penal de la Nación. En embarazos producto de una violación debe informarse sobre la posibilidad de acceder al Aborto No Punible (ANP) y garantizarlo en caso de solicitud. Los procedimientos establecidos en detalle se encuentran en la Guía Técnica de Atención Integral de los Abortos No Punibles del Ministerio de Salud de la Nación”.

Sin embargo, la Guía Técnica de Atención Integral de los Abortos No Punibles del Ministerio de Salud de la Nación publicada en octubre de 2007 hace una interpretación que no corresponde del Código Penal (punto 3.1 de dicha guía). El inciso 2° del artículo 86 del Código Penal, establece que el aborto no es punible cuando la violación se haya cometido sobre una mujer idiota o demente.

En cambio, tanto la Guía Técnica de Atención Integral de los Abortos No Punibles como el actual Protocolo para la atención integral de personas víctimas de violaciones sexuales pretenden que cualquier embarazo producto de una violación sea no punible. Recordamos que el Ministerio de Salud no tiene atribuciones legales derogar o modificar el código penal. Esto corresponde al Congreso tal como lo establece la Constitución.

Si bien la guía técnica para la atención de ANP requiere la “constancia de la denuncia judicial o policial de la existencia de la violación” para realizar el aborto, el actual protocolo establece que “en ningún caso la denuncia puede solicitarse como requisito para la atención y el seguimiento del protocolo”, que en el punto 3.3 solicita garantizar el aborto en caso de solicitud.

Además, tal como se reconoce en el punto 7 (Obtención y Conservación de Pruebas) este Protocolo entra en conflicto con el Código Procesal que exige que las pericias para la obtención de pruebas sean realizadas por el Equipo Médico Forense, en lugar del equipo médico al cual accede el paciente.

Los interrogatorios y las revisaciones de los médicos forenses constituirían una “re-victimización” para el Ministerio de Salud.

En resumen, el nuevo protocolo del Ministerio de Salud abre cada vez más las puertas al aborto bajo el pretexto de una violación. Esta normativa fomenta que se realicen falsas denuncias de violación (sin las pruebas correspondiente) o bien que se solicite el aborto sin siquiera haber hecho una denuncia.

El Ministerio de Salud se empecina en no reconocer que el feto es una persona humana que tiene derechos y en primer lugar, el derecho a la vida, independientemente de cuáles hayan sido las condiciones en las que fue concebido.

Aún en el caso real de un embarazo fruto de una violación, no se puede castigar al niño por nacer por el terrible delito de violación. Hacer esto implica someter a la mujer a un doble sufrimiento, el de una violación y el de un aborto.

Sobre el violador debe recaer todo el peso de ley mientras que la mujer embarazada y el niño por nacer deben recibir toda la ayuda necesaria (médica, psicológica, indemnización económica, adopción del niño, etc.). No se hace justicia suprimiendo el derecho a la vida de una persona inocente.

Anticoncepción hormonal de emergencia

Entre los tratamientos que promueve el protocolo ante una violación se recomienda la anticoncepción hormonal de emergencia (AHE), que consiste en la administración de altas dosis de levonorgestrel. Rápidamente, el protocolo se encarga de aclarar la AHE no es abortiva pues “No hay evidencia científica de que se inhiba la implantación; los preparados usados no son efectivos si ya ha ocurrido, por lo tanto no son abortivos”.

Sin embargo, diversas agencias internacionales, entre ellas la norteamericana Food and Drug Administration (FDA) reconocen que entre los diversos mecanismos de acción del levonorgestrel se encuentra la alteración de las paredes del endometrio lo cual impide la anidación del huevo fecundado, es decir, del embrión. Lo cual implica que tiene un efecto abortivo.

Al respecto invitamos a los lectores a que lean el informe elaborado por el Centro de Información sobre Medicamentos (CIME) de la Universidad Nacional de Córdoba sobre los mecanismos de acción del levonorgestrel. Dicho informe fue elaborado a pedido de la ONG cordobesa Portal de Belén.

Los autores del protocolo

El comité que elaboró este protocolo estuvo conformado por:

  • Dra Eugenia Trumper, Asociación Médica Argentina de Anticoncepción- Consejo Asesor PNSSyPR
  • Dra Diana Galimberti, Coordinadora del Programa de Asistencia a Víctimas de Violencia Sexual de la CABA- Consejo Asesor PNSSyPR)
  • Dra Silvia Oizerovich, Sociedad Argentina de Ginecología Infanto Juvenil- Coordinadora del Programa de SSyPR de CABA- Consejo Asesor PNSSyPR
  • Dra Myriam Salvo, Sociedad Argentina de Ginecología Infanto Juvenil); Lic. Eva Giberti y equipo técnico (Víctimas contra las Violencias
  • Silvia Chejter, socióloga feminista que coordina el CECYM (Centro de Encuentros Cultura y Mujer), encargada de la redacción.

Si bien el Protocolo fue dado a conocer luego de que Cristina Kirchner asumiera su segundo período de gobierno, tiene fecha de agosto de 2011.

ENVIE SU ALERTA

Etiquetas:

Comentarios

[quote name="Pablo"]Estimado Fernando: el tema fue suficientemente abordado por la Corte Suprema en el fallo Portal de Belen. Y ahí no se citó a la FDA sino al propio prospecto del laboratorio fabricante de la píldora del día después que decía claramente que el tercer mecanismo de acción del fármaco es impedir la anidación en el endometrio de un óvulo YA FECUNDADO, es decir, de una persona. Por tanto se aplicó el viejo aforismo "a confesión de parte (el propio fabricante en este caso) relevo de prueba". Saludos, [quote name="Fernando Saraví"]Es una lástima que hayan incluido en la nota de rechazo el tema de la contracepción de emergencia con levonorgestrel, pues eso me impide suscribirla. El hecho es que no hay evidencia (aunque lo diga la FDA) de que el levonorgestrel impida la implantación.[/quote][/quote]

Estimados Pablo y Juan Pablo:
Como médico e investigador, me ocupé de revisar TODA la información publicada en revistas médicas sobre el levonorgestrel. La evidencia claramente indica que no impide la implantación. Mi trabajo se publicó en la revista MEDICINA (Buenos Aires) en 2007. La evidencia científica adicional publicada desde entonces ratifica mi conclusión. Si vamos a tomar en serio el asunto, no podemos basarnos en propaganda, sino en hechos comprobados. Un cordial saludo,
Fernando

Siento miedo por mi Patria, no me congela porque sé que se debe actuar con valor. La esperanza son los jóvenes, tienen que amar la vida y respetarla . El aborto es el peor de los crímenes.

quienes son estas ACADEMICAS que hacen estos protocolos engañozos, quien les deformo la cabeza, porque esta forma de pensar no esta en la psicologia social latinoamericana, si se levantara pichon riviere se vuelve a morir.

que raro que ningun fiscal ni juez haga denuncia porque aqui se trasgrede la declaracion de la corte suprema sobrel la pildora de emergencia, o entendi mal?

PODRA SER QUE NUNCA SAQUEN UNA LEY O UN PROTOCOLO QUE MIRE TOTALMENTE AL BIEN COMUN ¡¡¡¡¡¡¡. QUE SIEMPRE HAYA QUE BUSCARLE LA QUINTA PATA AL GATO, DETRAS DE UNAS BUENAS INTENSIONES PONEN EL CRIMEN DEL ABORTO.

Estimado Fernando: el tema fue suficientemente abordado por la Corte Suprema en el fallo Portal de Belen. Y ahí no se citó a la FDA sino al propio prospecto del laboratorio fabricante de la píldora del día después que decía claramente que el tercer mecanismo de acción del fármaco es impedir la anidación en el endometrio de un óvulo YA FECUNDADO, es decir, de una persona. Por tanto se aplicó el viejo aforismo "a confesión de parte (el propio fabricante en este caso) relevo de prueba". Saludos, [quote name="Fernando Saraví"]Es una lástima que hayan incluido en la nota de rechazo el tema de la contracepción de emergencia con levonorgestrel, pues eso me impide suscribirla. El hecho es que no hay evidencia (aunque lo diga la FDA) de que el levonorgestrel impida la implantación.[/quote]

La persona que actúa con verdad, rectitud, buena conciencia, sentido común, sabe que toda vida humana, la de toda persona, y el bebé por nacer lo es, merece respeto, amor, protección, la misma que la madre y que todos nosotros. No hay diferencias. La dignidad es intrínseca, y no depende de circunstancias, porque es ontológica. Así que habrá que ser lógico con esto y respetar toda vida por igual. También la que eventualmente fuera fruto de violación, inocente en el bebé que se gesta y en la madre gestante, o la embrionaria que se intenta eliminar con abortivos en los primeros días, y todos los antianidatorios lo son. Todos estamos convocados a esta lucha noble, gallarda, y Dios nos impulsa a defender el don de la vida propia y la de los otros.

[quote name="Fernando Saraví"]Es una lástima que hayan incluido en la nota de rechazo el tema de la contracepción de emergencia con levonorgestrel, pues eso me impide suscribirla. El hecho es que no hay evidencia (aunque lo diga la FDA) de que el levonorgestrel impida la implantación.[/quote]

Estimado Dr. Saraví: para mi no hace falta que haya evidencia de que el LNG impide la implantación, alcanza con una duda razonable para no aplicarlo. Si yo voy a aplicar un insecticida en casa y hay una "duda razonable" de que pueda provocar la muerte de mis hijos, con eso me alcanza para no aplicarlo, si alguien me dice que no existe evidencia de que las muertes sean causadas por el insecticida yo sigo prefiriendo no usarlo.

Con relaación a la "abortividad" de la píldora del día después (levonorgestrel)es necesario aclarar que el problema ético se plantea alrededor de la ventana de la fertilidad ya que en los días previos la píldora inhibe la ovulación en alrededor del 70% de los casos y, producida la implantación, por ser un progestágeno, no afecta la evolución inicial del embrión ya implantad.
En la ventana de la fertilidad (el período estrechamente ligado a la ovulación y los días inmediatos) el levonorgestrel puede alterar el desarrollo embrionario o inhibir la implantación al alterar los mecanismos de "anclaje" del embrión a la superficie del endometrio (los pinopodos) por lo que, ante la duda, no debería utilizarse la píldora.
En algunos países de Europa se está utilizando el ELLA ONE como anticoncepción de emergencia. Se trata de una molécula derivada del RU486 por lo que sus efectos son directamente abortivos.

Es una lástima que hayan incluido en la nota de rechazo el tema de la contracepción de emergencia con levonorgestrel, pues eso me impide suscribirla. El hecho es que no hay evidencia (aunque lo diga la FDA) de que el levonorgestrel impida la implantación.