Reflexiones sobre el Aborto

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

(AA) Con gusto reproducimos estas reflexiones sobre la injusticia del aborto recibidas de un lector de Argentinos Alerta. "La mujer dice ser “dueña de su cuerpo”, “que tiene derecho sobre él”. Si está tan segura de ello, cuando se le acerque una enfermedad que le diga: “aquí no entras”. O cuando venga la muerte que le diga: “no te lo entrego”.

Reflexiones sobre el Aborto

Por Ricardo Paolin.

Un cuerpo muere cuando todas sus células están enfermas. Un País se destruye cuando todos, o la mayoría de sus ciudadanos son corruptos. Cuando la Sociedad es incoherente, sucumbe por su necedad. Hay muchos que se consideran sabios y son necios en sus conductas. Cada vez es mayor el número de los que proceden así.  Por ejemplo: no están de acuerdo con la pena de muerte. Es muestra de un juicio sano. Pero cuando se dice que: “no se puede aceptar la pena de muerte”, debe ser para todos. Para el violador, para el asesino, para los genocidas, etc. Tampoco se la puede aplicar a un ser indefenso como lo es un feto.

Si la ciencia dice que desde el mismo instante de la fecundación del óvulo ya es un nuevo ser, tiene todos los derechos inherentes a la persona. Y más aún por ser indefenso. El aborto es el más infame de los asesinatos. Si hubo una violación y se engendró un nuevo ser, éste no es responsable de su existencia, ya se le dio el derecho a la vida y no se lo puede negar por más excusas que se busque. ¿Quién puede afirmar que no es digno de vivir por haber sido engendrado por un acto aberrante? Estamos asumiendo una conducta perversa.

Con el cuento de la libertad y derechos individuales se están cometiendo los peores actos: sea de prostitución, pornografía, pisoteo de los derechos de la persona, etc. La mujer dice ser “dueña de su cuerpo”. “Que tiene derecho sobre él”. Si está tan segura de ello, cuando se le acerque una enfermedad que le diga: “Aquí no entras”. O cuando venga la muerte que le diga: “no te lo entrego”.

¿No será que no se quiere asumir el rol y la responsabilidad que le concedió Dios, o para los que no “creen”, la Naturaleza? Se es libre para aceptar o no la misión con que se vino al mundo, pero habrá que asumir las consecuencias. ¿No será que quieren el sueldo, pero no el trabajo, la responsabilidad? Si hablamos de despenalizar, despenalicemos la delincuencia: “¿Por que tengo que correr el riesgo de que me maten por robar?”. Si se acepta matar al inocente indefenso por que no es bien querido, ¿por qué no matar al violador, al asesino?

Yo denuncio públicamente que el aborto es un vil asesinato de un inocente y no quiero ser ni cómplice, ni responsable del derramamiento de su sangre inocente. Pero sé que por ser integrante del conjunto social voy a pagar las consecuencias de estos crímenes. Socialmente somos solidarios en el MAL. Todos terminamos pagando las consecuencias. Cuando un ciudadano obra mal, es responsable de su acción. Pero cuando la sociedad acepta silenciosamente esa acción, se hace cómplice por omisión. Así se van cometiendo cada vez mayores infamias a las que se les da el título de "Derecho", de "Libertad".

Etiquetas:

Comentarios

Sigamos trabajando por TODOS los derechos humanos, comenzando por el de nacer que le pertenece a una persona libre y distinta (aunque aún se encuentre dentro del vientre de su madre, que es otro cuerpo y otra persona). Sigamos luchando en contra del crimen genocida del aborto.
Con afecto y buen 2012
Diácono p. Héctor García

No hay duda de que el cuerpo y la persona del hijo que está en las entrañas de su madre es una persona distinta y por lo tanto no es parte del cuerpo de la madre sino otra persona distinta con derecho a que se le respeten todos sus derechos, empezando por el de nacer. Sigamos luchando por TODOS los derechos humanos, sin injerencia ideológica ni política.
Un abrazo y buen 2012.
Diácono p. Héctor García

Adhiero plenamente a este artículo, escrito por Ricardo Paolín y compartido por ustedes, porque tiene un estilo lleno de vigor, sin medias tintas, da la cara y, sobre todo, dice la verdad. Será hora de que agreguemos todo lo que podamos de entrega y amor a esta causa de la vida, que es don y gracia divina, pero es también respuesta nuestra. Dios nos bendiga.

There is a need to remeber

There is a need to remeber the program. So that it can last for more. - Mark Zokle