Débiles reacciones de gobiernos provinciales respecto al fallo de la corte

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

Por Lic. Eduardo Cattaneo

(AA) Según parece los gobiernos provinciales que se han declarado en oposición al fallo de la Corte Suprema sobre aborto no punible vienen sufriendo presiones y, a pesar de que las mismas no parecen ser muy fuertes, las reacciones de los gobernadores y ministros de salud se han mostrado débiles, alguna sumamente veleidosa, en la defensa de la vida de los niños por nacer.

Estas débiles reacciones me llevan a cuestionarme si es tan difícil para un miembro del poder ejecutivo el hacer cumplir las leyes, que para eso han sido elegidos. Una interpretación (todavía permisiva) de la ley vigente (aunque no debería estarlo) llevaría a un gobernador a aplicar el famoso Art. 86 del Código Penal Argentino que en dos incisos despenaliza el aborto para dos casos: 1) si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios; 2) si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto.

Ya sabemos que la Corte pretendió reinterpretar el Código Penal en el caso del inciso 2 del artículo mencionado. Esta inconducta de la Corte no podría haber sucedido nunca si, en algún momento, después de sancionarse la reforma constitucional de 1994, se hubiesen explicitado la obvia y necesaria derogación del artículo 86. Por obvia esta derogación nunca fue realizada formalmente y de este artículo hoy se toma la Corte suprema para intentar liberalizar el aborto.

Por calificarlo de una manera que no ofenda a nadie, creo que quienes defendemos la vida “desde la concepción hasta la muerte natural” hemos sido ingenuos en no buscar y lograr la explícita derogación del artículo 86. Recuerdo que hace años cuando lo charlaba con un abogado comprometido en la lucha pro vida, este me refirió que tal derogación explícita no era necesaria toda vez que el en derecho se utiliza el principio que reza: “ley superior deroga ley inferior”. Está visto que pecamos de ingenuos en este asunto.

Salta: Veleidades de Uturbey

Muchos de nosotros aplaudimos al gobernador salteño Juan Manuel Uturbey cuando, el miércoles pasado (21/03/12), leímos en los medios masivos de comunicación que se oponía a la aplicación del fallo de la Corte Suprema en su provincia. Según pareció en este primer momento el gobernador salteño parecía a un digno habitante del suelo que, otrora, protegiera por el “General Gaucho” don Martin Miguel de Güemes. Su respuesta al Máximo Tribunal  fue: “Cuando los jueces sean legisladores, podrán cambiar la ley”. Sin embargo ya denotó cierta debilidad en la supuesta defensa de la vida cuando a continuación dijo que los hospitales de Salta solo realizarán abortos no punibles “si la mujer que lo solicita tiene una autorización firmada por un juez”.

En menos de 24 hs. el gobernador firmó el decreto 1170/12, mediante el cual instruyó a los ministros de Salud Pública y de Derechos Humanos a implementar de manera "inmediata" las guías de procedimiento para que las víctimas de violación puedan acceder, "de manera rápida y segura, al aborto no punible previsto en el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación".

La palabra “veleidad”, utilizada en el subtítulo, no tiene la misma etimología que “veleta” pero creo que, en este caso, merecería tenerlo.

Mendoza: Paco Pérez y la incertidumbre

El 24 de marzo los diarios de la provincia de Mendoza se hacían eco de las declaraciones de su gobernador, el Sr. Francisco “Paco” Pérez, en estas declaraciones  el titular del ejecutivo provincial expresaba: "El fallo de la Corte es para un caso particular; no se aplica y no es legislación nacional ni legislación provincial. Nosotros nos regulamos por las normas y no podemos ante cada fallo de la Corte estudiar si se aplica una modificación”. Estas declaraciones generaron una inmediata respuesta de los partidarios de la muerte. Senadores y diputados provinciales salieron con los tapones de punta.

Armando Camerucci (Senador UCR) presionó inmediatamente “Nuestras máximas autoridades interpretan arbitrariamente un fallo del Máximo Tribunal de Justicia de la Nación que ordena cumplir una ley, por igual, a todos los ciudadanos del país. Los sistemas de salud, sean estos nacionales, provinciales o municipales, deben garantizar ese derecho de la mujer en cualquier efector que estructuralmente se encuentre habilitado para tal fin",

En el mismo momento en que escribimos esta nota la cámara de diputados de  Mendoza debate una iniciativa de la Dip. Liliana Vietti (UCR) por la que se pretende presionar al gobernador Pérez a fin de que adapte los protocolos,

Por estar inmersos en el período de sesiones llamado “extraordinario”, no se  presentó como una iniciativa con rango de ley. Pero “servirá para pedirle al Estado que elabore un reglamento que establezca cómo debe actuar el hospital en el caso de una solicitud de interrupción de embarazo producto de una violación”, dijo Vietti.

Para la legisladora radical, Mendoza es una provincia que “históricamente ha tenido una interpretación restrictiva del Código Penal”, es decir que admite el aborto no punible sólo cuando se trata de idiotas y dementes y aun en situaciones como éstas, tendiendo a judicializarlo. Obviamente que no puede resultar restrictivo aplicar, al pie de la letra, un artículo que debiera estar derogado por anacrónico e inconstitucional.

Los bravos defensores de la vida pertenecientes al Frente Joven de Mendoza, con Pablo Gaete a la cabeza, se encuentran, en este preciso momento, en la sala de sesiones de Diputados y han pasado el día intentando hablar con los mismos para evitar que  se de acuerdo a esta declaración que pretende presionar al gobernador para que cambie de actitud.  Miembros de Argentinos Alerta, también se encuentran en la sala de sesiones y nos llaman para ir pasando las novedades.

Las esperanzas de que “Paco” Pérez mantenga su posición tienden a debilitarse toda vez que, en su corto período de gobierno, a mostrado ciertas “veleidades” renunciando a la implementación de ciertas políticas para “quedar bien” ante las presiones recibidas.

La Pampa: Ministro de Salud y Gobernador parecen mas firmes

El Gobierno de La Pampa anunció este fin de semana que no acatará el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El ministro de Salud, Mario González, dijo que el fallo es "sobre un caso puntual", sobre una violación a una adolescente en la provincia de Chubut, y que no tiene por qué ser acatado por La Pampa. "Yo no soy abogado, pero los asesores legales nos han dicho que no se puede aplicar en otros casos. Que no afecta o direcciona las políticas del Estado", "Insisto, la Corte lo dijo para un caso puntual. Es un fallo para un caso puntual. Sería muy malo que, otro poder, en este caso el judicial, condicione políticas de Estado. No puede", sostuvo el ministro, que dejó en claro que una mujer violada "deberá tener autorización de un juez" para hacerse un aborto en los hospitales pampeanos.  Con esto último se trasluce la voluntad de aplicar el inconstitucional artículo 86 del código Penal.

González dijo que esa posición es la que también sostiene el gobernador Oscar Jorge (PJ), quien en 2007 llegó a vetar uno de los primeros protocolos hospitalarios sobre abortos no punibles para los hospitales (en esta ocasión Argentinos Alerta felicitó al gobernador Jorge por asumir esta postura). "Yo no soy un librepensador. Formo parte de un gobierno y lo que expreso es la posición del Gobierno", dijo González.

Tucumán: Alperovich “no conoce bien el tema”

"No conozco bien el tema. Si hace falta o no protocolo, la verdad es que desconozco". Con esta frase el gobernador, José Alperovich, evitó sentar posición en torno del reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación sobre los casos de abortos no punibles.

En septiembre pasado, Alperovich había sostenido su oposición a cualquier práctica de interrupción del embarazo. "¿Quién puede estar a favor del aborto? Nadie. Una persona que se hace un aborto tiene un sufrimiento de por vida; nadie tiene que estar a favor de esa práctica", había manifestado el titular del Poder Ejecutivo provincial.

Hoy el gobernador tucumano dice que “ignora” el asunto,  no sabemos qué dirá mañana cuando las mafias abortistas comiencen a presionar.

NOTA POSTERIOR AL CIERRE:

Cuando ya teníamos esta nota publicada, recibimos noticias de la Legislatura mendocina, nuestros amigos que estaban en el recinto nos cuentan que fue aprobado la propuesta de la Dip. Vietti.

Etiquetas:

Comentarios

LOS DERECHOS HUMANOS INCLUYEN EL DERECHO A LA VIDA .
SI NO HAY VIDA , EXISTE LA IMPOSIBILIDAD DE DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS.
SI A LOS DERECHOS HUMANOS;SI A LA VIDA !
DEBEMOS SER CREATIVOS Y OFRECER SOLUCIONES A LOS EMBARAZOS NO DESEADOS , PERO RESPETANDO LOS DERECHOS HUMANOS DE LOS MAS INDEFENSOS

El respeto irrestricto y total a toda persona y a la vida de toda persona es el fundamento esencial de todo orden humano, por lo tanto también del orden político.
La persona y su vida no son negociables, se las ama, defiende, protege, sirve.
Esto es bueno y justo, y no es difícil de entender y aceptar, pero parece que sí es difícil para muchos ser coherente, deponer egoísmos y mezquindades en bien de todos y de cada uno, y más cuando se trata de vidas humanas.
Bien dice el Obispo de Concepción, Tucumán, José María Rossi, que "ninguna ley injusta debe ser acatada". Por lo tanto debe ser desobedecida, y esta ley es homicida y antihumana. Matar a un bebé por nacer es a todas luces injusto.
Jesús y María nos protejan del homicidio prenatal y de la tibieza e indiferencia.