El Reino del Revés: alumnos toman colegios y presos salen de cárceles

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

El Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires emitió un comunicado en el que advierte que "sólo reciben elogios y beneficios quienes transgreden la ley y las normas básicas de convivencia social".

(AA) En una declaración pública con fecha 1ro de agosto, el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires criticó los dichos del ministro de educación nacional, Alberto Sileoni, referidos a las tomas en los colegios y apuntó, además, contra las salidas transitorias de presos para participar en eventos organizados por la agrupación kirchnerista Vatayón Militante.

"Cuando aún la sociedad argentina no ha podido asimilar las desconcertantes declaraciones del ministro de Educación de la Nación defendiendo la toma del Colegio Carlos Pellegrini, cuya causa pretende justificarse en el desacuerdo de los alumnos que la protagonizaron con la conducción de un bar en ese establecimiento -dice el comunicado-, cobra estado público la participación de presos en actos políticos oficialistas, circunstancia que, asimismo, defendió la Presidenta de la Nación al ponderar las tareas de socialización organizadas por la agrupación ultraoficialista Vatayón Militante, hechos a los que, para completar el cuadro, se ven coronados por el elogio de la mandataria hacia los barrabravas a quienes ofreció sus respetos."

"En ese contexto de cambio de paradigma que se pretende imponer, la primera víctima es el Estado de Derecho, lo que coloca a la sociedad en una situación de indefensión e incertidumbre respecto de sus derechos esenciales básicos" concluye la declaración.

Reproducimos la declaración completa:

Declaracion Pública del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires

El Reino del Revés

Cuando aún la sociedad argentina no ha podido asimilar las desconcertantes declaraciones del Ministro de Educación de la Nación defendiendo la toma del Colegio Carlos Pellegrini, cuya causa pretende justificarse en el desacuerdo de los alumnos que la protagonizaron con la conducción de un bar en ese establecimiento, cobra estado público la participación de presos en actos políticos oficialistas, circunstancia que, asimismo, defendió la presidente de la Nación al ponderar las tareas de socialización organizados por la agrupación ultra oficialista “Vatayón Militante”, hechos a los que, para completar el cuadro, se ven coronados por el elogio de la mandataria hacia los barrabravas a quienes ofreció sus respetos.

El Ministro de Educación entre otros conceptos vinculados al primer episodio, sostuvo en palabras textuales que: \"es un triunfo de la educación y de la democracia\"; \"que hay tomas que son necesarias\"; \"que es un reaseguro para el futuro\"; \"es una cocina de participación democrática\"; \"hay que celebrarlo\".

Por su parte, la jefa de Estado no sólo justificó que los presos salieran de las cárceles y que participaran de actos políticos, sino que, además, cuestionó duramente al medio de prensa que había dado la información al manifestar que la noticia se trataba de una mentira absoluta.

Ante tanto desatino cabe, pues, preguntarse qué es lo que está ocurriendo en nuestra sociedad en la cuál sólo reciben elogios y beneficios quienes transgreden la ley y las normas básicas de convivencia social.

Esta circunstancia excede el marco propio para poder considerar un eventual error de gestión o el obrar irresponsable de funcionarios, y, en la reiteración que demuestra una tendencia, pone de realce el reino del revés en que se encuentra inmerso nuestro país.

En ese contexto de cambio de paradigma que se pretende imponer, la primera víctima es el Estado de Derecho, lo que coloca a la sociedad en su conjunto en una situación de indefensión e incertidumbre respecto de sus derechos esenciales básicos.

El Directorio

Etiquetas:

Comentarios

Más de lo mismo, odio y destrucción, bolsillos llenos de rapiña. Será cuestión de que no nos dejemos ni sobornar ni aherrojar, sino mantener la propia dignidad y exigirla para todos, respeto, entrega fraterna, caridad cristiana.