Misiones fue testigo del odio anti-católico

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

Julieta Gabriela Lardies

(AA) La Catedral de Posadas fue atacada durante cuatro horas por miles de mujeres, participantes del Encuentro Nacional de mujeres. Yo estuve allí y puedo dar fe de que quienes estuvieron en la defensa de Catedral se mantuvieron las cuatro horas rezando avemaría tras avemaría, sin responder ni física ni verbalmente a ninguna a ninguna agresión.

Estas mujeres, eufóricas, fuera de sí, con los rostros desfigurados por el odio nos gritaban insultos irrepetibles a centímetros de nuestros rostros, nos amenazaban con palos, nos golpearon con los frascos de las pinturas en aerosol tras vaciarlos sobre nosotros, a quienes estaban en primera fila les pintaron las ropas y los rostros, les rompieron las remeras y les dibujaron bigotes.

Nos arrojaron substancias ácidas que nos dejaron irritaciones en la piel, lanzaron sobre nosotros botellas, líquidos extraños, y arrojaron bombas de humo. Nos escupían e insultaban. Ponían sus megáfonos en nuestros oídos y nos gritaban provocándonos un daño terrible. A uno de los muchachos que rezaba junto a nosotros le ataron un pañuelo al cuello (pañuelo con la leyenda “campaña por el aborto legal, seguro y gratuito”) e hicieron tantos nudos a la tela que estuvieron a punto de ahorcarlo, hasta que una persona que pasaba, imitando el gesto de la Verónica, se animó a acercarse a este joven y a quitarle este pañuelo que le estaba quitando la respiración.

Las manifestantes no encontraban límites, eran como una horda satánica fuera de control. Cuando parecía que no podía ser peor empezaron a besarse entre ellas y a manosear a los muchachos consumando así el delito de abuso sexual. Estos hechos espantosos quedaron registrados en videos. A uno de los muchachos le bajaron los pantalones y empezaron a masturbarlo. Nos arrancaron los rosarios y los rompieron, se desnudaron y prendieron antorchas (desde el día antes venían diciendo frases amenazantes sobre la quema la Catedral).

La oración de los católicos se mantuvo firme durante todo el tiempo que duraron los ataques y aún después. Cuatro horas de Calvario. Las miles de mujeres atacantes colmaron la Plaza y las calles, todas vivaban, alentaban y acompañaban con cantitos ofensivos los agravios y vejaciones que cometían las que estaban más adelante. Luego las primeras dejaban lugar a otro grupo y así sucesivamente… iban rotando para poder todas “darse el gusto” de mortificar a los católicos. Las primeras fueron mujeres con rostros tapados por capuchas que solo permitían verle los ojos, luego se presentaron, las “rojas”, las “verdes”, las “lilas”, etc.

Gestos destacables

Hay gestos para destacar, como el de un señor de 84 años, residente de Posadas, que se unió a los católicos para rezar diciendo: “yo me bauticé y me casé en esta Catedral y vine para defenderla”. También la presencia de un pastor evangélico que desde un costado de Catedral, hacía sus oraciones y se unía a nosotros de esta manera. Y así, contra corriente, los católicos dieron testimonio de su fe dejándose humillar por Cristo; porque si Cristo mismo estaba allí, en su Templo Santo, en qué otro lugar podían estar sus discípulos? 

Los ciudadanos de Posadas y de la provincia entera quedaron horrorizados por el ataque anti-católico y repudiaron enérgicamente la actuación de estas mujeres “autoconvocadas”, que hicieron blanco de su ira a los católicos que estaban allí, a la Catedral y a la ciudad toda.

¿Católicos fundamentalistas?

Quienes defendieron pacíficamente la Catedral tuvieron el agradecimiento y la aprobación de la gran mayoría de los ciudadanos. También se escucharon algunas voces aisladas, o una sola voz aislada, que tildó a los católicos de “fundamentalistas”, de ser gente con solo un “barníz católico”, “extremistas e intolerantes”, …esto dijo de quienes sin responder a las agresiones dimos la cara por Cristo durante cuatro horas.

También hubo quien consideró que era “violento” rezar el rosario frente a Catedral y que por culpa nuestra estas mujeres habían pintado el Templo (sin embargo también pintaron escuelas, comercios, edificios históricos, vidrieras, casas, etc. y nosotros no estábamos rezando frente a esos lugares… y en la ciudad de Rosario 2003, cuando atacaron Catedral, no había nadie al frente del templo y estas mujeres ingresaron al recinto sagrado, profanaron el Sagrario y se llevaron Hostias Consagradas, además de dañar imágenes, etc.) … pero estas voces quedaron en contradicción con el sentir de miles y miles de personas que manifestaron su admiración y apoyo a quienes no quisieron dejar solo el Templo y estuvieron allí como Juan al pie de la Cruz.

Las pintadas que hicieron estas autoconvocadas y los hombres que las acompañaban fueron a los costados de Catedral, no en el atrio porque allí estaban las filas orantes de Cristo.

Mientras se desarrollaba esto frente a Catedral un grupo de religiosas y otras personas hacían adoración eucarística no muy lejos de aquel lugar, y muchos hermanos misioneros se unían a nosotros con sus plegarias.

Hubo muchos ejemplos heroicos de los católicos que en ningún momento respondieron a las agresiones. Cuando la turba de agresores dejó Catedral, los defensores del Templo permanecieron todavía un rato más rezando. Cuando ya nos íbamos fue emocionante ver a dos muchachos jóvenes que se sentaron en las escalinatas a terminar de rezar un rosario más.

El desarrollo de los talleres

En cuanto a los talleres del encuentro (según las organizadoras “talleres plurales, abiertos, y para el debate pacífico”), en ellos también las mujeres católicas fueron víctimas de mucha violencia y discriminación. Particularmente me tocó poder filmar una escena en la que unas católicas son echadas a empujones por una turba de violentas, les arrojan líquidos en el rostro, y las insultan con gritos y cantos como “Iglesia basura, vos sos la dictadura”, “Fuera, Iglesia, fuera”, y muchos otros. Estos actos de violencia eran comunes. Así como frases del tenor de “no tenemos que permitir que la Iglesia participe de estos encuentros”, “votemos para que la Iglesia no venga más”, etc.

Conclusión

De todo esto entendemos que estos encuentros son eventos de agrupaciones abortistas, lésbicas, marxistas, etc. que tienen como objetivo instaurar en Argentina el aborto y la ideología de género. Se dicen abiertos y plurales porque quieren presentar sus voces como la voz de todas las argentinas. Los demás temas que incluyen en el encuentro son solo temas de fachada para esconder el verdadero fin de estos eventos.

  • ¿Por qué se siguen realizando cuando producen tanto daño en cada ciudad que les abre los brazos?
  • ¿Por qué cuando estas mujeres hacen destrozos en la ciudades y agreden a la gente la fuerza de seguridad hace poco y nada? ¿Quiénes las apañan?
  • ¿Por qué no se dispuso la seguridad necesaria cuando la Red Federal de Familias emitió un Alerta donde se hacía conocer lo que se venía, junto a pruebas, videos y fotos de lo que ya había ocurrido en otras provincias? Incluso hubo medios que se negaron a publicar esta Alerta a la Población.
  • ¿Por qué quienes venían venir al lobo no alertaron a la ovejas?
  • ¿Por qué la Comisión Organizadora del Encuentro mintió y sigue mintiendo sobre lo que pasó y que está a la vista de todos? ¿Por qué obran con tanta impunidad?

En fin, por parte de los católicos podemos decir que se llevó a cabo el Buen Combate de Cristo.

Julieta Gabriela Lardies es Delegada Provincial de la Red Federal de familias - Misiones.

→ Recibí ArgentinosAlerta.org por correo electrónico. Suscribí a un amigo. Seguinos por Facebook.

 

Etiquetas:

Comentarios

Por favor dejen a la Virgen Maria en paz ya está cansada de oirlos rezar. Juana de Arco rezaba pero tambien peleaba se entiende?

Me quede sin palabras, al leer solo me resta preguntar, hay un gobierno responsable en ese paìs.. despues serà el crujir de dientes..de la justicia terrena se escapa.. pero de la divina nadie...hay presidentes que se creian dios todo poderoso y como terminaròn?

Jesús nos enseño a aborrecer el pecado y a amar a los pecadores, que somos todos. No podemos dejar de denunciar la muerte, la violencia, la mentira a las que se hacen referencia en esta noticia. Y lo más difícil tal vez sea amar a estas personas, perdonándolas y orando por ellas. El verdadero templo del Espíritu es nuestro cuerpo. Dejemos que El obre en nosotros, que nos fortalezca, nos anime, nos haga capaces de amar y perdonar. Solo con la oración se vencen los demonios, porque con ella le damos nuestro cuerpo y alma al Espíritu, para que actúe haciéndonos instrumentos de su Paz. Que el Señor bendiga a todos los que dieron testimonio de su fe y perdone a quienes agredieron.

Han sido mártires por Cristo y serán recompensados por ello no tengan dudas! Mi dolor esta en la duda de saber si todas las manifestantes estaban de acuerdo con los ataques o había algunas que se consideraban catolicas y permitian estos agravios a "su" credo.

Siempre me pregunté con temor si yo sería capaz de afrontar la muerte en tortura por mi Fé, ví el video en You Tube y me asombró el valor de esta gente frente a la horda de malignos que los atacaba, realmente daban miedo, y daban mucho asco! creo que los gays, si quieren ser respetados, deberían censurar este tipo de acciones!

Defender la vida, el amor hacia ella, la verdad sobre la vida, el evangelio de la vida, ¿es fundamentalismo? Triste actuación del "cura" Barros, muy triste. Se olvidó de lo que dice Jesús, y se puso del lado de la muerte, con la excusa de acusar a otros de no sé qué. Pero los hechos están a la vista, unos aman y protegen la vida humana, otros matan y agreden. He visto actuar a los provida, y he quedado admirado de su entereza y coherencia, de su acción muy concreta a favor de los bebés y sus madres, y de toda su lucha.
Barros, póngase del lado que corresponde sin excusas. Que Dios lo proteja y que se pueda arrepentir de esta desafortunada declaración.

"Felices ustedes,cuando por causa mía los insulten,los persigan y levanten todo tipo de calumnias. Alégrense y muéstrense contentos,porque será grande la recompensa que recibirán en el cielo".Mateo 5(11-12)
¡Es toda una distinción haber sido elegidos para esta prueba!.Demostraron la paz que procede de la iluminación por el Espíritu.