Premio Nóbel de Literatura: "El aborto de mi segundo hijo es una cicatriz eterna en el corazón"

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

(AA / HO) El reciente Nóbel de Literatura chino, Mo Yan, da testimonio agudizando su crítica a la política del hijo único en su país, de la que también fue víctima. Arrepentido por haber hecho que su esposa abortara en su segundo embarazo, confesó hace un tiempo que "esto se ha convertido en una cicatriz eterna en lo más profundo de mi corazón".

LifeSiteNews recuerda una entrevista que concedió en el año 2010 el escritor de China a la cadena de televisión de Hong Kong, Phoenix TV. En aquella oportunidad, Mo Yan dijo que "personalmente creo que la política del hijo único es una mala política. Si no existiese, yo habría tenido dos o tres hijos".

Mo Yan recuerda que cuando era miembro del ejército fue promovido al rango de oficial y cuenta el caso de otro que perdió su rango por haber tenido un segundo hijo: "temía recibir el mismo castigo, así que elegí no tener otro hijo".

"Si no hubiera sido por mi ambición egoísta, habría dejado a mi esposa tener un segundo e incluso un tercer bebé. Usé un argumento muy racional para convencerla de que necesitábamos abortar al bebé: teníamos que seguir la política del partido y la política de la nación".

Mo Yan confesaba arrepentido del aborto de su segundo hijo que "esto se ha convertido en una cicatriz eterna en lo más profundo de mi corazón… se convirtió en una enorme sombra en mi corazón".

Chai Ling de la organización provida All Girls Allowed (Todas las niñas permitidas) señaló que "espero que la postura crítica de Mo Yan a la política del hijo único ayude a otros a ver su rol en el homicidio por género. Es el desafío más grande de las niñas en China. Todos los días la política prosigue y otras 3 mil niñas son eliminadas en los abortos selectivos, con el infanticidio o el abandono".

Guan Moye tiene 57 años de edad y es el nombre verdadero de Mo Yan. Este seudónimo significa "no hables". Sobre la obtención del Nobel dijo que "ganar no representa nada" y que seguirá "centrado en la creación de nuevas obras".

Chai Ling dijo además que "Mo Yan afirmó que la política del hijo único dejó una sombra en su corazón, debería dejarla en el corazón de todos en el Día Internacional de las Niñas" que se celebró el pasado 11 de octubre.

→ Recibí ArgentinosAlerta.org por correo electrónico. Suscribí a un amigo. Seguinos por Facebook.
  

Etiquetas:

Comentarios

Sin duda tienen razón Carla y Elena. El aborto de bebés en China y en India solamente por pertenecer al sexo femenino es el genocidio más grande de la historia de la humanidad. En 2006 se estimaba que 100 MILLONES de niñas no llegaron a nacer por esta causa - para 2012 hay que añadir algunos millones más. De hecho, en China esto significa que entre los jóvenes hay 20 % más de varones que de mujeres, lo que crea un fuerte desequilibrio demográfico y significa que uno de cada cinco varones simplemente no tendrá con quién casarse. Aunque la matanza continúa, las organizaciones feministas y abanderadas del "género" cínicamente ignoran esta barbarie contra la mujer en pos de sus mezquinos e inicuos objetivos.

¿Donde están las feministas?¿O el aborto de niñas no es violencia de género?¿No tienen nada que decir de las niñas abortadas en China e India?
No se dan cuenta de que su ideología las lleva a un callejón sin salida.lo que defienden hoy, lo niegan mañana, porque no tienen una antropología clara sobre el ser humano.Se mueven en el tembladeral del relativismo, lo que se me antoja.Palabras como bien o mal la han desterrado de su vocabulario,sustituyéndolas por me conviene o no me conviene.

pregunto: donde están las defensoras de "género" que no dicen ni MU, de este feminicidio sistemático que se hace en China? que pasa que los grupos defensores de derechos humanos en nuestro país no levantan su voz contra este atropello del Estado a la dignidad humana?
me impresiona que son sectarios; ven para donde les conviene.

Hay gente como este prenio nobel que ha tenido el coraje y la nobleza de rectificar, de convertirse a la vida. Aspiramos a que todos lo hagamos, porque es humanismo, justicia, derecho, vida, verdad, bondad. Dios nos bendiga.

Sin lugar a dudas,nunca se contempla el daño que también se produce de manera secundaria a la madre que aborta.Por más razones que pueda esgrimir,para tratar de "justificar" su decisión de interrumpir el embarazo,es decir poniendo en marcha un mecanismo de "defensa del yo",cual es la "racionalización",ésta finalmente no consigue su propósito de autojustificación y catarsis,pues los instintos biológicamente arraigados, como son el reproductivo,conservación y preservación de la especie ,son más fuertes, apareciendo entonces LA CULPA,el dolor, el arrepentimiento,y la depresión reactiva, a veces acompañada por fuertes tendencias suicidas.. Según las estadísticas,este sentimiento de culpa que tiñe toda la esfera psiquica ,es de muy dificil tratamiento e incierto pronóstico.
Deberían los legisladores que votaran afirmativamente este proyecto,ser responsables civilmente por los daños psicológicos ocasionados por la aplicación de esta ley emanada de su voto ,y que es abiertamente iatrogénica.Con su patrimonio personal responder al tratamiento y rehabilitación de los desordenes mentales derivados de la aplicación de una norma que el estado irresponsablemente ,y conociendo sus peligros,pone en manos de los ciudadanos.¿o son enajenados mentales,no responsables de sus actos?