Mayor riesgo de malformaciones en niños concebidos in-vitro

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

Martín Patrito

(AA) Un estudio reciente de investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) muestra que la fertilización in-vitro aumenta considerablemente el riesgo de defectos de nacimiento, principalmente en los ojos, corazón, órganos reproductivos y el sistema urinario.

Los investigadores presentaron sus resultados el pasado 20 de octubre en un congreso de la Academia Americana de Pediatría en Nueva Orleáns. El trabajo se titula "malformaciones congénitas asociadas con la tecnología de la reproducción asistida. Un análisis en todo el estado de California" y puede leerse un resumen aquí:

Según los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos, California es el estado que más utiliza la fertilización in vitro. Los investigadores consideraron niños nacidos en California entre 2006 y 2007 a partir de tecnologías reproductivas asistidas que consisten en tratamientos de fertilidad que involucran la manipulación tanto de óvulos como de esperma.

"Nuestros resultados mostraron una significativa relación entre el uso de tecnología reproductiva asistida, tal como ciertos tipos de fertilización in vitro, con un incremento en el riesgo de defectos de nacimiento" dijo la autora del estudio, la Dra. Lorraine Kelley-Quon, del Centro Médico Ronald Reagan de la  UCLA, quien llevóa a cabo las inevestigaciones en el Hospital de Niños Mattel.

De 4.795 niños nacidos a partir de fertilización in vitro (FIV) y 46.025 niños concebidos naturalmente, se observaron 3.463 niños con defectos de nacimiento importantes.

Los investigadores reportaron que:

  • 9% de bebés nacidos por FIV tuvieron defectos de nacimiento.
  • 6.6% de bebés concebidos naturalmente tuvieron defectos de nacimiento.
  • 0.3% de bebés nacidos por FIV tuvieron malformaciones en los ojos comparados con un 0.2% de bebés nacidos naturalmente.
  • 5% de bebés FIV tuvieron defectos en el corazón, mientras que un 3% de los bebés concebidos naturalmente tuvieron estos defectos.
  • 1.5% de los bebés FIV tuvieron defectos genitourinarios en comparación con un 1 % de los bebés concebidos naturalmente.

En resumen, las probabilidades de tener defectos de nacimiento son 1.25 veces mayores para los bebés FIV que para los bebés concebidos naturalmente.

Los investigadores también encontraron que otros tratamientos de fertilidad que no involucran la manipulación de óvulos y esperma no poseen un riesgo significante.

La Dra. Kelley-Quon concluye que es importante que los padres que consideran la fertilización in-vitro conozcan los riesgos potenciales del procedimiento antes de tomar una decisión.

 

Etiquetas:

Comentarios

[quote name="Carlos"]Y para aquellas parejas cuya unica chance constituye la FIV? Gorlias, dejen vivir a la gente en paz.[/quote]
UN HIJO ,NO ES UN DERECHO ,ES UN DON ,ES DADO .EL HIJO TIENE DERECHO A PADRE ,PERO NOOO¡ A LA INVERSA ,SE PUEDE SER PADRE ADOPTIVO .MILES DE NIÑOS UERFANOS , PADRE ESPIRITUAL ,AYUDANDO O EDUCANDO NIÑOS QUE NO TIENEN ACCESO A ESTOS ...NO ES LISITO MATAR EMBRIOONES ,PARA QUE DE TANTOS ME QUEDE UNO .para mì .como si fuesen artìculos de supermercado....no te opongas por que SI cARLOS ,DECIR LA VERDAD ES SER GORILA ????TODOS LOS QUE TE ENSEÑAN LO QUE VOS NO SABÈS .SON GORILAS , YO CREO MAS BIÈN MAESTROS PROVIDENCIALES ,,QUE TE PUEDEN AYUDAR A" VER ". YA QUE LA IGNORACIA Y LA CEGUERA ,GENERALMENTE SE UNEN ,EN ESTOS CASOS DONDE NORMALMENTE ,LA GENTE NOSE INFORMA NI SE FORMA...CARLOS TE SUGIERO INVESTGUES ESTUDIES ,PARA QUE SE TE CLARIFIQUEN LAS APRESIACIONES . :-* NORMA

Lo más curioso está en que las ideologías que fomentan la fecundación in vitro, que es mas riesgosa de concebir niños deformes o con defectos psicológicos, son las mismas que promueven la legalización del aborto violento de los niños que vienen deformes o con defectos psicológicos en el vientre materno. Por tal razón, no es creíble que tal ideología lo hace por beneficiar a las personas que no tienen niños, pues si en verdad preocupa la malformación de los bebes, no deben aceptar tal fecundación in vitro, y si en verdad preocupa el bien de las parejas infértiles, mejor promuevan el amor y la aceptación de bebes malformados y con defectos psicológicos, así como su adopción responsable y amorosa de tales bebes, y no la legalización del aborto violento de tales bebes. No hay mejor solución que seguir los planes de Dios y de Jesús, en la concepción y nacimientos, así como en final de vida, de las personas, pues cuando el hombre se adjudica tal derecho y responsabilidad, que solo a Dios le compete, termina por ser devorador del mismo hombre.
“Amor y paz, en Dios, en Jesús y en María, a todos.”.

Y para aquellas parejas cuya unica chance constituye la FIV? Gorlias, dejen vivir a la gente en paz.

Desde que el hombre ha iniciado su dominio exitoso sobre unos pocos aspectos de la naturaleza, ha creado la ideología antropocéntrica del hombre-dios, que todo lo puede. Hoy, después de numerosas señales en vegetales y animales, es necesario, con humildad, reconocer que la capacidad humana para interferir en los procesos naturales es causa de graves consecuencias. Lamentablemente, como detrás de estos experimentos, más que razones verdaderamente humanitarias, hay afanes especulativos y de poder.
Hemos de recordar un viejo refrán que nos dice que "Dios perdona siempre, el hombre a veces, la Naturaleza jamás". Es necesario entonces difundir estos conocimientos y respetar la naturaleza a la que nosotros los humanos, así como todos los seres vivos estamos sometidos. Si no lo hacemos, caminamos hacia abismos de perdición que lejos de favorecer la vida humana la comprometen en su integridad. Me gusta en estas oportunidades recordar una frase de A. de Saint Éxupéry: ¿Cuál es la libertad del velero en alta mar? La de obedecer a las leyes del viento y de las olas. A buen entendedor...

Este es el más reciente estudio publicado, pero el hecho de que la fertilización in vitro se asocia con una mayor probabilidad de diversas clases de trastornos y malformaciones es archiconocido y demostrado más allá de toda duda razonable. Por otra parte, es lo que el viejo y querido sentido común indica...