Se amplía el club: normalización del incesto en Italia

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

Juanjo Romero

(AA) Las leyes contra la familia siguen su avance, se abren nuevos frentes. Insospechados frentes. En la actualidad hay pocos países que no tipifiquen el incesto como delito, entre ellos podemos encontrar a España, Francia, Países Bajos, Turquía, Rusia, China, Israel y algunos Estados de Estados Unidos.

Italia acaba de aprobar una ley que «normaliza la relación» y que fundamentalmente desprotege a los hijos:

  • la normaliza porque regula la relación
  • desprotege a los hijos nacidos de esa relación porque otorga los derechos a los «padres»

La ley fue aprobada por unanimidad en el Congreso en junio de 2011. Estaba diseñada con buena intención, para que fuese más sencillo el reconocimiento de los hijos nacidos fuera del matrimonio, fundamentalmente de parejas de hecho o fruto de la cohabitación. De ese modo se aseguraban los temas hereditarios y la custodia por familiares de los padres si estos desaparecían. Cuando la ley llegó al Senado, para ser ratificada, se incluyó una enmienda que incluía los casos de incesto.

Con esta ley, el estado le da el poder al verdugo. Se pasa de una situación en la que la madre podía reconocer al hijo, podía denunciar y ser protegidos. El «salvaje» no tenía ningún derecho sobre ellos. La madre, o el Estado en bien del niño, podía separarlo de sus progenitores y permitirle una «vida más normal» en hogares de acogida o adopción. La violencia física y psicológica en estas situaciones es casi la norma.

Como apunta Giuseppe Anzani, los niños no son los culpables, todas esas medidas encaminadas, en muchos casos, a la reconstrucción de la criatura se echan por tierra. Eran los niños los que tenían el derecho –internacionalmente reconocido– a conocer y reconocer si lo querían a sus padres, pero no ellos sobre el niño. El reconocimiento del incesto según la nueva ley convierte la situación en ordinaria, se normaliza la depravación, fuera del ámbito y recurso de una justicia, en este caso protectora.

Lógicamente, la izquierda desconstructivista se ha felicitado por la medida. Han defendido la medida porque no ven diferencia, no hay diques morales. Hagan juego, señores, ¿cuál será la próxima?.

Publicado originalmente en Infocatólica

Etiquetas:

Comentarios

¿Y nuestro código civil? La despenalización del aborto por violación sin denuncia del violador ¿no va por el mismo camino? Parten del supuesto:igual pasa.No corrijamos los errores, démosle certificado de viabilidad.¿Y las víctimas?Seré muy mal pensada,pero esta gente se cura en salud, debe haber entre ellos, incestuosos y violadores.De otra forma no se explica.vale también para los nuestros.

Como dice Inés Zulema, frente a tanta depravación, "deberíamos ocupar todo espacio con el bien". Y también es verdad lo que afirma Margarita, parecen haberse roto las barreras, los límites. Nosotros, por la gracia de Dios, perseveraremos en la lucha por la verdad sobre estos temas, y sin miedos a quienes han perdido el buen sentido y quieren arrastrar a todos a la destrucción.

Many people wanted to join

Many people wanted to join it. They wanted to be useful. - Dennis Wong YOR Health