RELIGIONES EXIGEN MEJORES CONTENIDOS EN LA TV

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version
De izquierda a derecha: Prof. Ricardo Elía, Pastor Christian Hooft, Mons. Rubén Frassia, Rabino Abraham Skorka y sra. Graciela García (Foro del Sector Social)

De izquierda a derecha: Prof. Ricardo Elía, Pastor Christian Hooft, Mons. Rubén Frassia, Rabino Abraham Skorka y sra. Graciela García (Foro del Sector Social)

(AICA) La Mesa de Televisión y Valores, que integran credos religiosos de la Argentina, hizo público un diagnóstico preocupante sobre el deterioro de la educación por los contenidos de la televisión. A través de un documento titulado “La sociedad exige mejores contenidos a la televisión”, la Mesa expresó su preocupación por “los actuales contenidos de la televisión y los perjuicios que causan a la sociedad, especialmente en la educación de los menores.”

     La Mesa está integrada por representantes de los credos judío, católico, musulmán y evangélico de la Argentina y organizaciones civiles, quienes dieron a conocer la declaración ayer al mediodía a través de una conferencia de prensa en la sede de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), en la ciudad de Buenos Aires.

    

 En los párrafos centrales del documento, los miembros de la Mesa trazan su descripción de la calidad de los contenidos televisivos y su incidencia principalmente en los menores. Dicen que “la manipulación creciente de audiencias y televidentes -particularmente de aquellos más vulnerables- es una acción grave y disolvente del tejido social, cuyas consecuencias ya se manifiestan hoy e incidirán mañana penosamente en la educación de nuestros niños y jóvenes y en el clima cultural de nuestra sociedad”.

     Al mismo tiempo, el documento expresa inequívocamente su posición al afirmar que “el deterioro del lenguaje, las exhibiciones desaprensivas, la banalización de la vida humana a través del recurso a la violencia y a la manipulación degradante de la mujer, en suma, la búsqueda irresponsable de mayores niveles de audiencia a través de recursos indignos y de mal gusto, están produciendo severos daños en los televidentes, de cuyas secuelas es necesario que se hagan cargo particularmente tanto los empresarios del sector privado como las autoridades oficiales.”

     En cuanto a la responsabilidad que a cada sector, público o privado, le cabe en esta materia, los miembros de la Mesa afirman que “nadie puede sostener que producir y difundir entretenimiento implica necesariamente tener que erosionar el esfuerzo educativo en el que la mayoría de la sociedad argentina está empeñada”.

     En este sentido, el documento finaliza convocando “a la sociedad entera a reclamar que las declamaciones se transformen en acciones concretas, efectivas y permanentes por parte de todos aquellos –emisores, productores, anunciantes y el Estado– que de manera directa o indirecta tienen en sus manos la difusión de contenidos a través de los medios de comunicación y el contralor de la calidad de los mismos”.

     Durante la reunión de prensa, la Mesa de Televisión y Valores reiteró una propuesta presentada oportunamente a las autoridades del Comité Federal de Radiodifusión (COMFER), dirigida a reformar lo que califica como “el falaz Régimen de Horario de Protección al Menor vigente, reemplazándolo por uno nuevo que armonice las libertades de creación y expresión, la capacidad efectiva del Estado para ejercer el debido contralor y los derechos de los usuarios”.

     A este respecto, anunciaron que pedirán audiencia a las autoridades nacionales, concretamente al jefe de gabinete de ministros y a la presidente de la Nación, con el objeto de elevar a esas instancias dicho proyecto de reforma al régimen actual.

     Participaron del encuentro con la prensa monseñor Rubén Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lanús y vicepresidente saliente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social; el pastor Christian Hooft, vicepresidente de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA); el rabino Abraham Skorka, de la Comunidad Benei Tikvá y el profesor Ricardo H.S. Elía, del Centro Islámico de la República Argentina.

El nuevo proyecto

     A continuación respondieron las preguntas del periodismo presente.
Graciela García dijo que en julio de 2006 presentaron al COMFER un Proyecto de reforma al Régimen de Horario de Protección al Menor, pero “la Mesa nunca obtuvo una respuesta efectiva por parte del organismo oficial”.

     El profesor Eduardo Allegri señaló que el proyecto actual tiene algunas diferencias con el anterior, en primer lugar, “considera que no hay faltas leves cuando se transgrede el horario de protección al menor. Porque producirle daño a un niño en esta materia siempre es grave”; establece además “que se permita que un particular interesado puede ser parte en un sumario abierto en el COMFER y hace que el organismo se autolimite estableciendo un plazo para expedirse, que hoy no tiene. De este modo, los particulares podrán recurrir ante la justicia lo actuado por el COMFER, en tiempos razonables”.

     En cuanto al criterio que proponen para determinar las transgresiones monseñor Frassia explicó que “en todos los casos donde resulte posible, deberán tomarse como referencia los comportamientos aceptados en la relación docente-alumno, en el marco de la educación oficial. Creemos que remitirse a lo admitido y establecido en el ámbito de la escuela, tanto en criterios como en conductas, es lo mismo que remitirse a un modelo social vigente querido y promovido por toda la sociedad que lo sustenta”.

     En ese sentido el profesor Elía precisó que “la educación es un lugar de encuentro para toda la sociedad. Es una aspiración de todos tener la mejor educación posible para nuestros chicos y para las generaciones futuras y eso se ve reflejado en el esfuerzo enorme que toda la sociedad está haciendo permanentemente por lograr la mejor educación. Al elegir este parámetro no se le está diciendo a los medios que su responsabilidad sea la de educar. Se les está diciendo a los medios que su acción debe colaborar efectivamente con una tarea que todo el resto de la sociedad está comprometida a llevar adelante”.

     Al término de la conferencia de prensa monseñor Frassia concluyó que la sociedad debe admitir que está enferma porque sin admitir la seriedad de esa enfermedad no habrá cura posible. A partir de allí, el prelado destacó que todos los sectores deben asumir su responsabilidad en esta problemática y un compromiso efectivo para lograr su solución, no sólo los credos y las organizaciones de la sociedad civil sino muy especialmente los medios, los anunciantes y productores, el estado y, muy especialmente, la familia y la escuela.
Etiquetas:

Comentarios

There is a need to keep the

There is a need to keep the position open. Most especially to those who are interested. - Bath Planet