Obispos de Estados Unidos: "Día trágico para el matrimonio y para nuestra Nación"

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

"Hoy es un día trágico para el matrimonio y nuestra nación. El Tribunal Supremo ha cometido una profunda injusticia para el pueblo estadounidense al derogar en parte la ley federal de Defensa del Matrimonio".

(ArgentinosAlerta.org) La decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de este 26 de junio de derogar parte de la Ley de Defensa del Matrimonio y de no pronunciarse sobre la validez de la impugnación a la Proposición 8 de California constituyen "un día trágico para el matrimonio y nuestra nación", dijo el cardenal Timothy Dolan de Nueva York, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU., y el arzobispo Salvatore Cordileone de San Francisco, presidente del Subcomité de los obispos estadounidenses para la Promoción y Defensa del Matrimonio.

El arzobispo de Filadelphia Charles J. Chaput expresó que  "Como católicos creemos que el matrimonio debe ser fortalecido, no redefinido. Es un gran regalo para los hombres, las mujeres, los niños y la sociedad. Afirmando la verdadera definición de matrimonio que nadie niega sus derechos básicos. En el matrimonio, la protección contra afirma la igual dignidad de las mujeres y los hombres y las garantías de los derechos fundamentales de los niños."

Chaput enfatizó que "Las uniones del mismo sexo, independientemente de la forma jurídica que adopten, no pueden crear vida nueva. Ellos no pueden duplicar el amor de un hombre y una mujer. Pero ellos matrimonio copia y la familia, y en el proceso, que compiten con y disminuyen el estado de una importancia excepcional de ambos. La batalla legal sobre el matrimonio va a continuar. Y el compromiso de la Iglesia para promover el auténtico significado del matrimonio y la familia se llevará a cabo con vigor".

El comunicado de los Obispos de Estados Unidos

Hoy es un día trágico para el matrimonio y nuestra nación. El Tribunal Supremo ha cometido una profunda injusticia para el pueblo estadounidense al derogar en parte la ley federal de Defensa del Matrimonio. El Tribunal se equivocó. El gobierno federal debe respetar la verdad de que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer, aun cuando los Estados no lo hagan. La preservación de la libertad y la justicia requieren que todas las leyes, federales y estatales, respeten la verdad, incluida la verdad sobre el matrimonio.

También es lamentable que el Tribunal no aprovechara la oportunidad de defender la Proposición 8 de California, sino que decidió no pronunciarse sobre el asunto. El bien común de todos, especialmente de nuestros niños, depende de una sociedad que se esfuerce por defender la verdad del matrimonio. Ahora es el momento de redoblar nuestros esfuerzos en el testimonio de esta verdad. Estas decisiones forman parte de un debate público de gran importancia. El futuro del matrimonio y el bienestar de nuestra sociedad están en juego.

El matrimonio es la única institución que reúne a un hombre y una mujer para toda la vida, proporcionando a cada niño que provenga de su unión el cimiento sólido de una madre y un padre.

Nuestra cultura ha dado por sentado por mucho tiempo lo que la naturaleza humana, la experiencia, el sentido común, y el sabio designio de Dios todos confirman: la diferencia entre un hombre y una mujer es importante, y la diferencia entre una mamá y un papá es importante. Mientras que la cultura ha fracasado en muchas maneras en fortalecer el matrimonio, esto no es razón para darse por vencido. Ahora es el momento de fortalecer el matrimonio, no redefinirlo.

Cuando Jesús enseñó sobre el significado del matrimonio -la unión de por vida exclusiva de marido y mujer - apuntó de nuevo al "principio " de la creación  de la persona humana por Dios como varón y mujer (cf. Mt 19). A la vista de las costumbres y leyes de su tiempo, Jesús enseñó una verdad impopular que todos pudieron entender. La verdad del matrimonio perdura, y vamos a seguir proclamándola audazmente con confianza y caridad.

Ahora que la Corte Suprema ha emitido sus decisiones, con renovado propósito hacemos un llamado a todos nuestros líderes y al pueblo de esta buena nación para que se mantengan firmemente unidos en la promoción y defensa del significado único del matrimonio: un hombre, una mujer, para toda la vida . También pedimos oraciones mientras las decisiones de la Corte son revisadas y sus implicaciones son aclaradas aún más ".

Etiquetas:

Comentarios