Lamentable: justicia de Salta autorizó aborto a joven de 14 años violada por su padrastro

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

El niño inocente con más de 10 semanas de gestación pagará con su vida. Una justicia ciega ante el derecho a la vida.

(ArgentinosAlerta.org) La Corte de Justicia de Salta dejó sin efecto la cautelar dictada por el juez Víctor Raúl Soria que impidió la práctica de un aborto "no punible" a la menor y rechazó la demanda de amparo promovida por la Asesora de Menores e Incapaces 2 en representación del niño por nacer.

El lunes ingresaron a la Corte de Justicia de Salta, las tres apelaciones presentadas contra el fallo del juez Víctor Soria, mediante el cual impidió la realización del aborto del bebé que actualmente tiene 10 semanas de vida.

Las apelaciones fueron presentadas por la Fiscalía de Estado, el Asesor de Menores 4, Juan Manuel Pereyra y las abogadas de Cristina Espinoza (la madre de la menor): Mónica Menini y Graciela Abutt Carol.

El arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, compartió un mensaje navideño en el que hizo referencia al caso. “La jovencita fue atacada, humillada y ofendida en su dignidad. ¿Por quién? ¿Por la criatura que vive en su vientre? No. Por su padrastro. Que caiga sobre él el peso de la ley y de la justicia. Y lo más pronto posible”, expresó.

El arzobispo insistió en que el recuerdo de la violación y los malos tratos a los que fue sometida la joven no deben convertir al niño por nacer en culpable de la violación, y recordó: “Hay dos personas; ellas son la jovencita que está agredida y la criaturita que está indefensa en su vientre... esperando nacer. Ambos necesitan el apoyo de nuestro amor”.

En el extenso fallo de 58 páginas, la Corte de Justicia de Salta se apoyó en el fallo de aborto no punible de 2012 de la Corte Suprema de la Nación, en la Convención de Belem do Pará (adoptada en el año 1994 e incorporada a nuestra legislación por Ley 26485) respecto de la violencia contra la mujer (considera un embarazo no deseado como una "violencia" contra la mujer), en disposiciones de la Organización Mundial de la Salud y en disposiciones del comité que supervisa la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, CEDAW, por sus siglas en inglés. Todos orientados en la promoción del "derecho" al aborto.

Increíblemente, la Corte de Justicia de Salta hasta llega a declarar que el amparo presentado por el Juez Soria:

"podría suponer una intromisión o injerencia judicial arbitraria en la vida privada de la menor, que de acuerdo con los estándares juris-prudenciales trazados en el Sistema Internacional de Protección a los Derechos Humanos en el marco de situaciones fácticas idénticas a la judicializada por la Asesora de Incapaces Nº 2 en estos autos, podría ser calificada como trato cruel, inhumano o degradante, en los términos en que los mismos son definidos por la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (cfr. caso “L.M.R. c. Argentina”, dictamen del Comité de DDHH de 28/04/11; caso “L.C. c. Perú”, dictamen del Comité de la CEDAW de 27/10/11)".

Cuando en realidad el Juez Soria previó que la joven reciba ayuda psicológica, subsidio para la familia durante el embarazo y adopción del niño/a una vez nacido.

En las casi 60 páginas del fallo de la Corte de Justicia de Salta no hay mención al derecho a vivir del bebé de 10 meses.


 


Etiquetas:

Comentarios