Más ingeniería social contra la libertad de expresión y educación en Europa

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

El informe Lunacek aprobado recientemente por el Parlamento Europeo apela falsamente a la lucha contra la discriminación con el objetivo cada vez menos disimulado de recortar libertades.

(ArgentinosAlerta.org) Reproducimos a continuación el análisis que se presenta en el blog Elentir y que completa un pormenorizado análisis de Profesionales por la Ética. La "no discriminación", sin embargo, es rápidamente olvidada cuando se trata de discapacitados o niños por nacer.

El lobby homosexual no sólo quiere que los demás los dejan vivir su estilo de vida gay, sino que además quiere que lo aceptemos sin emitir crítica alguna.

Reproducimos el análisis del informe Lunacek realizado por Elentir:

 

Otra vez el falso ‘antidiscriminacionismo’ promovido por la izquierda

Como en otras ocasiones, el pretexto del informe ha sido la lucha contra la discriminación en la clave ideológica del llamado “antidiscriminacionismo”, del que os hablé aquí el pasado sábado. Como ya apunté en esa entrada, desde esa tendencia ideológica formulada por la izquierda en la década de los 1970 y 1980 se apela falsamente a la lucha contra la discriminación con el objetivo cada vez menos disimulado de recortar libertades. En este caso la ponente del informe ha sido la eurodiputada austriaca Ulrike Lunacek, representante del Partido Verde y que comparte grupo en la Eurocámara con partidos de extrema izquierda como el BNG, ERC e Iniciativa per Catalunya. Una asociación que no es casual, si tenemos en cuenta los vínculos del Partido Verde austriaco con grupos de extrema izquierda, incluidos algunos elementos muy violentos.

El objetivo de este informe, ya desde su título, es imponer una “hoja de ruta contra la homofobia y la discriminación en el ámbito de la orientación sexual y la identidad de género”. El propio título asume las claves de la ideología de género, uno de los caballos de batalla de la izquierda progre para imponer sus dogmas ideológicos a toda la sociedad. En el citado análisis de Profesionales por la Ética se muestra hasta qué punto este Informe puede afectar a derechos fundamentales como la libertad de educación y la libertad de expresión, entre otros aspectos. Por mi parte abordaré lo referido a esos dos derechos, que en el Informe Lunacek se tratan bajo los engañosos títulos de “Discurso de odio y crímenes de odio” y de “No-discriminación en la educación”.

Cercenando libertades con el ‘odio’ y la ‘homofobia’ como pretextos

En el primero, concretamente en el punto II, el Informe Lunacek reclama incluir en el Derecho penal el delito de “incitación al odio” por “motivos de orientación sexual e identidad de género”. El punto V insiste en ello, reclamando a los Estados miembros de la UE “adoptar una legislación penal prohibiendo la incitación al odio por motivos de orientación sexual e identidad de género”. Para saber las implicaciones que esto puede tener nos basta con leer lo que dijo ayer Ulrike Lunacek tras la aprobación de su polémico informe: “La homofobia ya no está tolerada en Europa”.

¿Y qué es lo que entiende Lunacek por homofobia y por incitación al odio? La RAE define la homofobia como “aversión obsesiva hacia las personas homosexuales”. En cuanto a la incitación al odio, la propia Ulrike Lunacek mostró lo que entiende por tal cosa el 14 de marzo de 2013, en unas declaraciones publicadas en la web de su partido, Los Verdes: El odio a los demás comienza en la mente, continúa y se extiende a través del lenguaje de odio y la elección de las palabras y en el peor de los casos conduce a la violencia física y actos de violencia contra personas y grupos específicos.” No deja de ser curioso ver hablando de lenguaje de odio a la misma Lunacek que en diciembre identificaba como “estúpido” el rechazo de la Eurocámara al informe abortista Estrela.

Una batalla ideológica que quieren empezar por tu conciencia

Es legítimo y necesario combatir toda violencia y discriminación injusta contra los homosexuales. Sin embargo, de sus palabras se desprende que Lunacek vende como lucha contra la homofobia lo que en realidad es una batalla para apropiarse de la conciencia ajena y cercenar la libertad de expresión, en la misma línea que la Fundación Mujeres de Elena Valenciano en su esperpéntica lucha contra el lenguaje “sexista”, una ofensiva ideológica que el Partido Verde al que pertenece Lunacek ha librado, por ejemplo, a favor de sancionar lo que llama “publicidad sexista”.

En 2013 Lunacek ya quiso abrir las puertas de la UE a la pedofilia

Muestra de ese afán adoctrinador es lo que plantea Ulrike Lunacek en materia educativa en su polémico informe: “La Comisión debe promover la igualdad y la no discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género en todos sus programas de juventud y educación”. Lo que esto implica ya se pudo observar en otro informe -éste rechazado- presentado en 2013 por la eurodiputada socialista portuguesa Edite Estrela. Lunacek fue una de las autoras de una enmienda, la 153, a ese informe, en la que señalaba que la educación sexual debía plantearse incluyendo “los derechos sexuales y reproductivos” (eufemismo del lobby abortista para disfrazar el aborto) y subrayando que la educación sexual debe ser proporcionada en un ambiente libre de tabús, seguro e interactivo entre alumnos y educadores, una afirmación que además de vulnerar frontalmente el derecho de los padres a decidir la formación moral que desean para sus hijos, además fue interpretada como un intento de legitimar la pedofilia, práctica que ya había sido defendida por los Verdes en Alemania en los años 80.

Un prestigioso liberal austriaco denuncia el carácter totalitario del informe

La naturaleza totalitaria del Infortme Lunacek la denunció hace una semana un compatriota de la eurodiputada verde, el prestigioso periodista y politólogo liberal Andreas Unterberger, miembro del consejo del Hayek Institut, en un artículo publicado en su blog en el que señalaba que el informe “muestra cómo los derechos humanos son reinterpretados por homo-lobbystas, para que sean útiles para sus propios intereses“. Así, “todo el que siente el estilo de vida homosexual como antinatural e inmoral, será calificado como homofóbico”, acusación que en España ya ha dado lugar a multas gubernativas e incluso juicios, entre otros ataques a la libertad de expresión. Unterberger denuncia, además, que el Informe Lunacek “no trata sobre la privación y la discriminación, sino sobre el poder y el derecho a la autodeterminación, a expensas de las mujeres, hombres y niños”, y advierte que sus partidarios están pisoteando los derechos del niño y la dignidad humana.

Etiquetas:

Comentarios