Ocultamiento de la pobreza: estaría entre el 20 y el 30%

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

Pocos creen en la última estadística oficial que estimó la pobreza en 4,7 % en el primer semestre de 2013. Ahora el Indec dejó de publicar el índice de pobreza.

(ArgentinosAlerta.org) Según la última estadística del Indec, en la Argentina había 4,7% de la población en situación de pobreza durante el primer semestre de 2013. Pero ya son pocos los que le creen. Kicillof lleva un trimestre sin informar datos de pobreza e indigencia.

En cambio, el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) reportó que la tasa de pobreza volvió a subir en el ultimo trimestre de 2013 y alcanzó al 27,5 por ciento de las personas y el 17,8 por ciento de los hogares.

El Indec "descubrió" horas antes de una publicación programada, que una estadística oficial tenía “severas carencias metodológicas”. Tales fueron las justificaciones esgrimidas primero por el Jefe de Gabinete, y luego por comunicado oficial de INDEC, para la suspensión de la publicación de las estadísticas oficiales de pobreza e indigencia correspondientes al segundo semestre de 2013.

Cita textual del comunicado: “En el día de ayer se discontinuó la publicación de la serie histórica de la medición de incidencia de pobreza e indigencia por ingresos monetarios que el instituto estadístico venía realizando desde 1993 por contar con severas carencias metodológicas, sumadas al hecho de la discontinuación del IPC-GBA y la imposibilidad de empalme con el nuevo IPC-NU”.

De acuerdo al informe de la UCA, la inseguridad alimentaria, si bien tuvo un leve avance en los últimos tres años, alcanzó a fines de 2013 el 18% del total de chicos de 0 a 17 años. Esto se traduce en 2,2 millones de niños y jóvenes.

La UCA define a la inseguridad alimentaria como el porcentaje de niños y adolescentes en hogares en los que por lo menos en los últimos 12 meses alguno de sus miembros debió reducir la porción de alimentos o "experimentó" hambre por problemas económicos.

Etiquetas:

Comentarios