Colombia: nervios en el Ministerio de Cultura por el rechazo social a “Mujeres en Custodia”

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

Primero cambiaron el nombre de la exposición; luego justificaron el ataque a la libertad religiosa en la libertad de expresión. Ahora sólo permiten entrar con invitación.

(CitizenGO / ArgentinosAlerta.org) El ministerio de Cultura colombiano está nervioso. La campaña ciudadana contra la exposición “Mujeres en Custodia” les ha llevado a movimientos erráticos. La exposición es un ataque directo a los sentimientos religiosos de la mayoría de los colombianos. Presenta la vagina en una custodia a modo de hostia consagrada. Si quiere ver los detalles de la exposición, puede verlos aquí.

Por si fuera poco, se pretende exponer en el museo de Santa Cara, una antigua Iglesia católica desacralizada para exponer arte sacro. Cabe recordar -por último- que Santa Clara ha sido tradicionalmente representada con una custodia.

Diversos movimientos sociales han mostrado su queja. Voto Católico Colombia inició una campaña en CitizenGO pidiendo la retirada de la exposición. Otras organizaciones sociales han reclamado un revocatorio oficial tanto al ministerio de Cultura como al propio presidente Santos. También la Conferencia Episcopal de Colombia ha mostrado su queja: “La Iglesia, promotora del arte pide respeto a los símbolos religiosos”.

Políticamente la senadora Mª Rosario Guerra presentó unas constancia ante el pleno del Senado pidiendo el respeto a los símbolos religiosos de la mayoría de los colombianos.

La reacción del ministerio de Cultura ha sido errática. Primero modificaron el nombre de la exposición. Dejó de llamarse “Mujeres en Custodia” para ‘rebautizarse’ como “Mujeres Ocultas’. Puede ver el antes y después aquí ¿Maniobra de distracción?.

Posteriormente trataron de justificar el ataque a los sentimientos religiosos alegando que la exposición pretendía denunciar la violencia contra las mujeres señalando la sacralizad del cuerpo femenino, pero que “en ningún caso pretendían ofender a nadie”. Si no pretendían ofender bastaba con que no lo hubieran hecho. Pero mantener la exposición es mantener la ofensa y por tanto las contingencias jurídicas, recuerdan desde Voto Católico Colombia.

Lo último ha sido exigir invitación para entrar en la exposición. Hasta el 16 de agosto la entrada era libre; ahora en cambio, se exige invitación. ¿Por qué ese cambio? No hay respuesta. Puede ver el antes y el después aquí.

Movimientos erráticos que demuestran nerviosismo que un ministerio que prometió estar al servicio de todos y que se permite atentar contra la libertad religiosa y contra el sentimiento religioso de la mayorías de los colombianos.

Si quiere mostrar su queja y su rechazo a la exposición “Mujeres en Custodia” puede hacerlo aquí:

Etiquetas:

Comentarios