Evo Morales le regaló la hoz y el martillo al Papa: ¿le regalaría una esvástica a un rabino?

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

El insultante regalo es símbolo de una ideología totalitaria y brutalmente anticristiana responsable de la muerte de 100 millones de personas en varios continentes.

Elentir

(ArgentinosAlerta.org) Uno de los "regalos" de Evo Morales al Papa Francisco durante su visita a Bolivia fue un Cristo clavado en una hoz y un martillo, el emblema del comunismo, con un Cristo crucificado encima, lo cual añade un grado más a la falta de respeto. Es un obsequio a la altura intelectual de un personaje como Evo Morales, que nos tiene acostumbrados a memeces como culpar de la calvicie a los transgénicos y atribuir la homosexualidad al consumo de pollos engordados con hormonas, afirmar que las telenovelas son las causantes de la infidelidad matrimonial y, en el colmo del ridículo, anunciar que los relojes en Bolivia girarán al revés como forma de “recuperar la identidad” del pueblo indígena.

 


El símbolo de una ideología totalitaria y brutalmente anticristiana

Sea un idiota o un provocador, o mezcla de ambos, el hecho es que Evo Morales es el presidente de un país y le debe un respeto a su visitante. El comunismo es una ideología totalitaria que ha matado a 100 millones de seres humanos, instaurando brutales dictaduras en varios continentes, que se han saldado con constantes violaciones de los derechos humanos. Entre las víctimas de esa ideología antidemocrática hay muchísimos cristianos perseguidos, encarcelados, torturados e incluso asesinados por razón de su fe. El “regalo” de Morales al Papa es tan insultante y de tan mal gusto como si el presidente boliviano le hubiese regalado una bandera nazi a un rabino judío, cuyo pueblo fue víctima de una persecución criminal a manos del Tercer Reich, persecución que en odio y saña guarda muchas similitudes con la sufrida por millones de cristianos a manos de los comunistas en diversos países. Sí que se puede entender el apego de Morales a ese emblema totalitario si tenemos en cuenta que en las cárceles bolivianas hay decenas de presos políticos y el gobierno de ese país mantiene una gran amistad con los regímenes socialistas de Cuba y Venezuela, que son destacados violadores de los derechos humanos.


Las amistades antisemitas de Evo Morales

Pero los citados regímenes no son las únicas amistades peligrosas del presidente boliviano. Evo Morales es uno de los más destacados aliados de la República Islámica de Irán, y en su partido, el MAS, hay miserables como el presidente de la Cámara de los Diputados, Marcelo Elio Chávez, que el año pasado declaró: “Lamentablemente, el pueblo judío que fue masacrado durante la Segunda Guerra Mundial no aprendió la lección y ahora se une con el imperialismo americano”. El propio Morales rompió relaciones con Israel en 2009, y en 2014 lo tachó de “Estado terrorista”, y eso mientras el régimen boliviano mantiene una relación de amistad con los terroristas de Hamás, cuyo cabecilla, Ismaíl Radwan, ha llamado a matar a todos los judíos. Claro que dicho esto, me temo que sí: creo capaz al presidente boliviano incluso de regalarle una esvástica a un rabino…

Más información

Etiquetas:

Comentarios