Francisco en Paraguay: luchar "impetuosamente contra la corrupción"

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

Reclamó respeto y "reconocimiento de las legítimas diferencias y opiniones de los demás" y resaltó la necesidad de "gestiones transparentes" que luchen "impetuosamente contra la corrupción".

  • "La medida del modelo económico ha de ser la dignidad integral de la persona"

(ArgentinosAlerta.org) Consolidar la democracia, la transparencia, la lucha "impetuosa" contra la corrupción, las víctimas de la violencia y el narcotráfico constituyeron algunos de los ejes del discurso del Papa Francisco al hablar ante el presidente de Paraguay Horacio Cartes y otras autoridades en el Palacio de López, en la última etapa de su viaje a América latina.

La "«democracia representativa, participativa y pluralista», basada en la promoción y respeto de los derechos humanos nos aleja de la tentación de la democracia formal que Aparecida definía como la que se «contentaba con estar fundada en la limpieza de procesos electorales» (cf. Aparecida 74). Esa es una democracia formal." expresó Francisco.

Francisco también pidió poner a los pobres y necesitados en “un lugar prioritario”, así como a los niños, las familias, los campesinos y obreros. “Que no haya más víctimas de la violencia, la corrupción o el narcotráfico”, expresó.

El Papa recordó que “un desarrollo económico que no tiene en cuenta a los más débiles y desafortunados, no es verdadero desarrollo. La medida del modelo económico ha de ser la dignidad integral de la persona, especialmente la persona más vulnerable e indefensa”.

"Los animo a que sigan trabajando con todas sus fuerzas para consolidar las estructuras e instituciones democráticas que den respuesta a las justas aspiraciones de los ciudadanos", exhortó Francisco, al hablar ante el presidente Horacio Cartes y otras autoridades en el Palacio de López.

Ya en sus dos primeras etapas, Ecuador y Bolivia, Francisco hizo llamamientos de alto contenido político. En Quito, por ejemplo, llamó a evitar los "liderazgos únicos" y los "personalismos"

"A aquel grito de libertad prorrumpido hace poco más de 200 años no le faltó ni convicción ni fuerza, pero la historia nos cuenta que sólo fue contundente cuando dejó de lado los personalismos, el afán de liderazgos únicos, la falta de comprensión de otros procesos libertarios con características distintas pero no por eso antagónicas."

En Santa Cruz de la Sierra El Papa advirtió que las ideologías encandilan mientras que la fe alumbra e hizo un contundente reclamo de cambio del sistema global; "ya no se aguanta", dijo sobre el sistema económico global:

"¿Reconocemos que este sistema ha impuesto la lógica de las ganancias a cualquier costo sin pensar en la exclusión social o la destrucción de la naturaleza?"

"Si esto así, insisto, digámoslo sin miedo: queremos un cambio, un cambio real, un cambio de estructuras. Este sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan las comunidades, no lo aguantan los Pueblos… Y tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana Madre Tierra como decía San Francisco."

"Nunca más guerras entre hermanos! ¡Construyamos siempre la paz!", clamó el Papa en Paraguay, al pedir también evitar "gestos arrogantes, palabras hirientes, actitudes prepotentes y fomentando, en cambio, la comprensión, el diálogo y la colaboración".

Y recordó a "los hermanos paraguayos de mi anterior diócesis, ellos tienen la Virgen de Caacupé", en alusión a la villa 21.

Papa Francisco y el presidente de Paraguay Horacio Cartes

Etiquetas:

Comentarios