Miles de ciudadanos repudian la profanación de catedral de San Martín en Buenos Aires

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

Han firmado en CitizenGO solicitando que se haga justicia. Ante la pasividad de la policía, un grupo de abortistas profanaron la parroquia de Jesús del Buen Pastor en una acción planificada.

(CitizenGO / ArgentinosAlerta.org) El pasado sábado 12 septiembre un grupo de abortistas profanaron la parroquia de Jesús del Buen Pastor, catedral de la diócesis de san Martín (Buenos Aires).

Una testigo de los hechos comenta que las manifestantes produjeron numerosos destrozos a su paso: luego de pasar frente al Hospital Thompson, apedrearon la Comisaría de la Mujer, el Bingo y pintaban con aerosoles incluso los automóviles estacionados.

Finalmente llegaron a la Catedral que fue profanada con pintadas blasfemas. La comunidad no logró impedir que las abortistas en el templo. Muchos de los presentes llamaron al 911 sin obtener respuesta de la policía, que finalmente llegó luego de que los manifestantes se fueran. Los efectivos policiales justifacaron su "demora" alegando un "cambio de turno". Una verdadera burla.

Según el cura párroco, Roberto Di Francesco, el ataque fue planificado y confirma que fueron los mismos que durante el día se manifestaron a favor del aborto. Afortunadamente, las pintadas ya han sido limpiadas gracias a la desinteresada colaboración de los fieles.

El obispo Rodríguez-Melgarejo pide rezar por quienes profanaron la catedral: 

“El aborto fue, es y será el crimen de un ser indefenso. No existe ley alguna que pueda impedir que un crimen deje de ser lo que es: un crimen. (…) Recemos por quienes así actuaron: agrediendo y profanando”.

Además de perdón, CitizenGO ha lanzado una campaña para exigir que se encuentre, detenga, juzgue y sancione a los culpables. La campaña va dirigida al ministro de Justicia, Florencio Randazzo, con copia a la Fiscalía y a la catedral de San Martín. Este es el mensaje que están enviando:

Por la presente quiero mostrar mi solidaridad con la catedral de san Martín que el pasado 12 de septiembre fue profanada.

Según revela el párroco, Roberto Di Francesco, el ataque fue planificado y ejecutado por el grupo de abortistas que durante el pasado 12 se manifestaron por las calles.

Les pido que investiguen el ataque, encuentren a los ‘irresponsables’, les pongan a disposición de la justicia y sean sancionados conforme a derecho.

“No puede ser que los ataques a la Iglesia salgan gratis, o peor: rentables”, señala el director de campañas de CitizenGO, Luis Losada. En una nota editorial del pasado 20 de septiembre, El Diario de Cuyo se ha hecho eco de la campaña de CitizenGO, subrayando que "en cualquier orden de la vida, transgredir normas de buena convivencia merece sanciones que transmitan a la sociedad la sensación de que estamos viviendo en un ámbito de derechos vigentes y de mutuo respeto."

Si quiere sumarse a la campaña, puede hacerlo aquí:

Etiquetas:

Comentarios