La campaña sucia dominará el clima electoral hasta el 22 de noviembre

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

El kirchnerismo busca transmitir un mensaje de temor ante un eventual triunfo de Mauricio Macri, copiando la estrategia del Partido de los Trabajadores en Brasil que permitió a Dilma Rousseff ganar el balotaje.

(ArgentinosAlerta.org) El portal Infobae publica que João Santana, experto brasileño en campañas sucias, ya está asesorando a Daniel Scioli de cara al balotaje. Según Infobae, Santana mantuvo contactos con Oscar Parrilli y Alberto Pérez, y habría cobrado 400 mil dólares a cambio de unas primeras prestaciones.

Sin embargo, el candidato del oficialismo, en diálogo con radio Mitre, negó rotundamente la información: "A ver si me explico, no lo conozco, no sé quién es" dijo Daniel Scioli.

João Santana está al tanto de los avatares de la política argentina ya que fue el principal gurú del gobernador cordobés José Manuel de la Sota durante la interna con Sergio Massa en el espacio UNA.

Como fuere, todos los funcionarios tienen la orden de instalar el miedo al pasado y la estrategia tiene una sugestiva similitud con la utilizada por la brasilera Dilma Roussef durante el balotaje que la consagró presidente, bajo el asesoramiento João Santana, que también trabajó para al chavismo en Venezuela. La campaña sucia apunta a denostar los años 90 así el como fracaso del gobierno de De la Rúa: "Se fugarán de nuevo en helicóptero".

La estrategia del miedo es de larga data en el peronismo. "Braden o Perón" fue la frase fuerza que acuñó Juan Domingo Perón antes de las elecciones de febrero de 1946 que lo consagrarían presidente por primera vez y que apuntaba al entonces embajador norteamericano Spruille Braden. Casi 70 años después, el eslogan equivalente ahora reza: "Patria o Macri".

Mientras tanto, los pases de factura están a la orden del día dentro del kirchnerismo. El frustrado candidato presidencial y actual el ministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo expresó que "La Presidenta ha decidido que el candidato sea Scioli y los resultados están a la vista" por lo que el dirigente kirchnerista Luis D'Elía lo tildó de "Judas" y llamó a votar por Scioli.

La verdad es siempre la gran ausente en las campañas sucias en las que, en el mejor espíritu maquiavélico, lo único que interesa es destruir al contrincante, sin reparar en los medios. Los ciudadanos deberán chequear la veracidad de la catarata de consignas que recibirán en la etapa final de la campaña electoral.

Más información:

Sugestiva similitud de las campañas sucias de Brasil y Argentina


Etiquetas:

Comentarios