Fernández Meijide: "La cifra de los 30.000 desaparecidos está claro que es simbólica"

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

Fernández Meijide: “Hay jóvenes que creen a pie juntillas en un relato que no se atiene a la realidad”

(ArgentinosAlerta.org) La ex integrante de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep) reconoció que el número es un símbolo sin sustento histórico. “Esa cifra está claro que quedó como una cuestión simbólica, pero la historia te exige que te atengas a las cifras que están documentadas”.

Graciela Fernández Meijide habló con Fernández Díaz y Magdalena Ruiz Guiñazú sobre la declaración del Ministro de Cultura Darío Lopérfido, quien aseguró en una conferencia que “la cifra de 30.000 desaparecidos se arregló en una mesa cerrada”.

La ex ministra de Desarrollo Social del Gobierno de la Alianza (1999-2001) ya había cuestionado la cifra de 30.000 desaparecidos en el año 2009 cuando tildó de "mentira" y "mito" la trillada cifra que estima en 30 mil las personas desaparecidas entre 1976 y 1983.

Según escribió en su libro "Historia íntima de los derechos humanos en Argentina (a Pablo -su hijo de 17 años desaparecido en 1976-)", en la Secretaría de Derechos Humanos están documentados 7.954 casos: 7.030 desaparecidos con datos de filiación, lugar y fecha de secuestro, y 924 sin esos datos completos.

Las palabras de Darío Lopérfido todavía generan debate. Funcionarios del gobierno de Mauricio Macri salieron a despegarse de sus dichos, militantes kirchneristas lo repudiaron y un grupo de artistas juntó firmas para pedir su renuncia. Aunque con críticas, quien salió a respaldarlo fue Graciela Fernández Meijide.

"Esa cifra está claro que es simbólica. Uno puede dejarlo como una cuestión simbólica. Ahora, la historia te exige que te atengas a las cifras que están más documentadas", dijo, en una entrevista con Magdalena Ruiz Guiñazú en radio Mitre.

Meijide consideró que Lopérfido "tiene como persona todo el derecho del mundo de decir lo que cree que es cierto y discutir el número si quiere". Atribuyó a los vestigios de autoritarismo latentes en la Argentina el nivel de las críticas que recibió el funcionario porteño: "Lo que me pareció desmesurado totalmente es que por eso un grupo de intelectuales y artistas le pidieran la renuncia. Se puede pedir la renuncia de un funcionario si es mal funcionario, pero no por lo que piensa. Sino vamos a seguir con los autoritarismos hasta el día de nunca acabar".

Nota relacionada:

Etiquetas:

Comentarios