Pandemia de narcotráfico y adicciones en los barrios más pobres del Conurbano

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

En los últimos años hubo un incremento "exponencial" de las adicciones y el narcotráfico, que llegan al grado de "pandemia" en los barrios más vulnerables del conurbano bonaerense.

(ArgentinosAlerta.org) El Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina presentó el segundo informe del Barómetro del Narcotráfico y las Adicciones y advirtió sobre un "crecimiento exponencial" en la venta de drogas en los barrios, principalmente en aquellos con mayor vulnerabilidad social.

El investigador y jefe del Observatorio de la Deuda Social Argentina, Agustín Salvia, detalló que la evolución del registro de venta de drogas en los barrios pasó del 30% en 2010 al 45% de los hogares en 2014, y que al discriminar los períodos el porcentual asciende al 34% en 2010-2011 y al 44% en 2013-2014.

"Lo más llamativo es la expansión que se da fuera de las villas. El conurbano bonaerense es el espacio dónde más ha crecido, no sólo en villas y asentamientos sino en sectores populares", agregó Salvia.

El informe advirtió que en los últimos años hubo un incremento "exponencial" de las adicciones y el narcotráfico, que llegan al grado de "pandemia" en los barrios más vulnerables del conurbano bonaerense.

Es esa línea, adelantó parte de lo que será el próximo informe con datos 2015: "El 40% de los hogares que refieren tener problemas de adicciones han buscado ayuda profesional y sólo el 30% dice estar bajo tratamiento profesional. Hay al menos 109.500 familias que dicen tener problemas severos de adicciones que no están bajo tratamiento profesional".

El 3,6% de los hogares urbanos de la Argentina padecen adicciones severas. Al diferenciar las sustancias, el alcoholismo es la adicción con mayor presencia (2,7%) mientras que el consumo de drogas ilegales es una problemática que afecta al 1,9% de las familias.

Las adicciones severas se observan de manera distinta según las distintas áreas urbanas. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) refieren un menor registro de adicciones (2,2%) en tanto que en el Conurbano Bonaerense y en Resto Urbano del Interior los hogares con toxicomanías ascienden al 4%, posicionándose de manera intermedia el aglomerado constituido por familias que pertenecen a Otras Áreas Metropolitanas (3,1%).

Los hogares con jóvenes, los más complicados

En las distintas regiones se observa que la presencia de adicciones es mayor en aquellos hogares donde la composición de las edades de los integrantes es menor.

En CABA y en Conurbano Bonaerense en los hogares en donde hay jóvenes de entre 14 y 25 años triplican la presencia de adicciones con respecto a aquellas familias cuyos miembros tienen 45 años o más.

En el Conurbano Bonaerense la problemática de adicciones severas en los hogares con integrantes jóvenes (14 a 25 años) asciende al 5,6%.

Los últimos datos de la SEDRONAR

Según el Observatorio Argentino de Drogas (OAD) de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR) en la Argentina, entre 2004 y 2010, aumentó la prevalencia de consumo de drogas ilícitas a nivel nacional en la población de entre 16 y 65 años.

El consumo de marihuana pasó de una incidencia de 1,9% a 3,5%, algo similar ocurrió con el alcohol, aunque con una prevalencia de 48% en la población. Según los mismos estudios, la dependencia o adicción severa afectaría a casi el 50% de los consumidores de cocaína y a menos del 17% de los que consumen marihuana, en tanto que se promueve a adicción en el 13% de los consumidores de bebidas alcohólicas.

"Nadie nace drogadicto". Ser drogadicto no es parte de la naturaleza de una persona. Es una construcción social que se toma según distintos patrones. Se construye.

"El desafío político es admitir esta problemática y abordarla". Salvia remarcó que para ello se necesitan de las fuerzas políticas y sociales para atacar a los negocios y a las bandas organizadas.

"Ofrecer centros de atención y mejores trabajos, esa es una herramienta muy poderosa para terminar con las adicciones. Y sin consumo, se corta la cadena de demanda y por lo menos, dejaremos de ser un país de consumo".

Informe de Mariana Genolet para Infobae

Etiquetas:

Comentarios