Hebe de Bonafini: de orinar en la Catedral Metropolitana a visitar al Papa Francisco

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

Confirmó que fue invitada por el Sumo Pontífice al Vaticano el 27 de mayo. La visita ocurre a pocos meses del frío encuentro con el presidente Mauricio Macri.

(ArgentinosAlerta.org) La presidente de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo había supeditado en 2015 cualquier visita a la Santa Sede bajo condición que Francisco "reconozca que la Iglesia tuvo mucha participación en la represión ilegal durante la dictadura militar". "Siempre me está invitando Bergoglio para que vaya", sostuvo en mayo del año pasado y añadió: "Le pido varias cosas que, si él las hace, yo voy a ir".

No sabemos si el corazón duro y cargado de odio de Bonafini se ha ido hablandando con el paso de los años, o bien si ha conseguido lo que ha pedido al Papa Francisco: "Le pido varias cosas que, si él las hace, yo voy a ir".

Luego de que en 2007 el entonces Cardenal Bergoglio se pronunciase contra los "se pasan maldiciendo el pasado" para "sacar ventaja en el presente y en el futuro", Bonafini le había respondido diciendo que "la basura va junta, Macri, Bendini y Bergoglio. Son de la misma raza y de la misma ralea. Son fascismo, son la vuelta de la dictadura". Luego en 2008 utilizó el altar de la Catedral metropolitana como baño público.

En cambio este martes Bonafini no escatimó elogios hacia el Papa Francisco según declaró en una entrevista a radio Telam: "El demostró con lo que hizo y dijo. Me parece que éste es un momento oportuno para poder hablar con él. Es un poder muy grande el del Papa. Hay millones de católicos, es un país pequeño con uno de los poderes más grandes. El Papa lo está usando muy bien. Está poniendo el acento donde hay que ponerlo. En la pobreza, en los pedófilos, en el banco del Vaticano y el Papa vino para transformar".

"Me estoy haciendo un chequeo para ver si puedo viajar. Este jueves no voy a estar en la plaza porque ese día completo los chequeos. Yo estaba muy enferma y un viaje tan largo, con casi 88 años que tengo, tengo que hacerlo con buena salud. Si no estoy bien, no voy a poder ir. Hasta ahora las cosas van saliendo bien", dijo respecto de su salud.

En cuanto a los detalles del encuentro en el Vaticano, dijo: "Va a ser una cosa privada, sólo que no voy a pedir nada personal. Va a ser colectivo, como hacemos el trabajo las madres. Que sirva para todos".

La acérrima defensora de la época kirchnerista recibió cientos de millones de pesos por los que nunca se hizo auditoría alguna. La organización de las Madres de Plaza de Mayo había llegado a formar una especie de holding que tiene desde una universidad propia, hasta la construcción de viviendas en todo el país gracias a los millonarios subsidios oficiales que recibe. La Fundación Madres de Plaza de Mayo canaliza sus proyectos de infraestructura a través de “Sueños Compartidos”, que es la principal constructora de viviendas sociales de la Capital, como suelen repetir las Madres de Plaza de Mayo.

En el año 2014 Hebe de Bonafini impulsó un proyecto de ley para convertir al pañuelo blanco de las Madres de Plaza de mayo en un símbolo patrio.

Más información:

Etiquetas:

Comentarios