Ex-empleada de clínica abortista: el aborto es una violación

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

Patricia Sandoval reveló en la Marcha por la Vida la trama oculta de engaños y violencia que sufren las mujeres en clínicas abortistas de Estados Unidos que sólo buscan proteger su millonario negocio.

(ArgentinosAlerta.org) Patricia Sandoval conmovió a las más de 200 mil personas que participaron de la Marcha por la Vida en Buenos Aires, al compartir su historia de vida en la que pasó de defensora del aborto, se practicó 3 abortos, cayó en la depresión post-aborto y ahora busca salvar a las mujeres de las garras de las clínicas abortistas.

Inicialmente era telefonista y fue contratada por Planned Parenthood (paternidad planificada) como enfermera. Al principio estaba convencida de que estaba haciendo una obra de caridad ayudando a las mujeres a realizarse un aborto.

Se hizo 3 abortos y lo contó desde el escenario en la Marcha por la Vida:

Desafortunadamente, por ignorancia, mate a tres hijos míos en mi propio vientre y sufrí muchísimo. Me dijeron que era una bolsa de células, no es el tiempo de ser mamá, estás muy chica. Tenía 19 años. Me dijo una doctora: "Patricia, no te preocupes ¿estás nerviosa? Esto dura 5 minutos. Mira, yo le hice dos abortos a mi hija, yo tuve un aborto el año pasado, y tú vas a estar bien, no te preocupes. Es la mejor opción para ti, es tu cuerpo! Tú decides."

Pero luego cayó en el síndrome post-aborto: traumas mentales, anorexia, depresiones, arranques de ira, baja autoestima, ansiedades, pesadillas y hasta intentos de suicidio. “Pero esas cosas jamás te las dicen luego de un aborto.” expresó. “Me dijeron que sentiría alguna molestia, como si te hubieran sacado un diente, pero nunca me hablaron del síndrome post aborto.”

Patricia Sandoval fue una testigo privilegiada de las técnicas que utilizan las clínicas abortistas para engañar a las mujeres, diciéndoles que los niños no nacidos son una bolsa de células.

"Jamás se usa la palabra bebe, mamá, papá, él, ella. Ni siquiera se puede usar la palabra feto. Porque esas palabras hacen referencia a la dignidad humana. Cualquier palabra asociada con la dignidad humana está prohibida."

Resaltó que “ellos no están para las mujeres. Ellos mienten y engañan porque el aborto es un mercado millonario en los Estados Unidos y en el mundo entero.”

Advirtió que no es sólo la mujer la que aborta, resaltó que abortan el hombre y la mujer. Explicó que así como ambos son responsables del embarazo, también ambos abortan. Incluso expresó que ha conocido hombres que sufrieron síndrome post aborto luego de que sus esposas o novias abortaron.

Respecto de las responsabilidad de los hombres en el aborto advirtió que en Estados Unidos el 80 % de los abortos ocurren porque los hombres tienen miedo de ser padres y huyen de su responsabilidad, lo que empuja a la mujer a practicarse el aborto. “La mujer lo que necesita es mucho amor y mucho apoyo.”

Respecto a los casos de mujeres que han sufrido una violación expresó que “la mujer que aborta después de una violación sale más traumada” porque “el aborto es un acto de violación, es una cosa muy violenta, no creo que otro acto de violación va a sanar esa violación”.

Finalmente concluyó con un mensaje esperanzador: “quiero decirles a todas las mujeres y hombres que han tenido un aborto que hay esperanza, que hay vida después de un aborto. Y no tengan miedo de hablar, porque los nuevos profetas que van a vencer el aborto son las mujeres y los hombres que den testimonio.”

“Cuando se salva un bebé, se salva una generación entera.” concluyó.



Etiquetas:

Comentarios